Autor: Marcelo Benitez

Post thumbnail

Leopoldo Borovski (22) estuvo tres meses alojado en la Comisaría Segunda de San Vicente, hasta que se le dictó la prisión preventiva y lo trasladaron a la cárcel del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) en Puerto Rico. Nunca habló ante la Justicia, aunque sí presentó un escrito en donde confirmó que estuvo la noche del crimen con la víctima, pero que la dejó en su casa y se fue a dormir.