Caso Selene: la defensa de Victoria Aguirre padeció un nuevo revés

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) rechazó por extemporáneo el recurso extraordinario interpuesto por la defensa de Victoria Aguirre (27) para atacar la nulidad de la sentencia que oportunamente dispuso su absolución por el homicidio de su pequeña hija Selene Aylén Aguirre.

La resolución fue fechada el último lunes con el voto favorable de siete de los nueve ministros del máximo órgano judicial de Misiones.

La presidenta Rosanna Pía Venchiarutti Sartori y Froilán Zarza presentaron dictámenes rechazando el recurso extraordinario y contaron con los votos favorables de Cristian Marcelo Benítez, María Laura Niveyro, Liliana Mabel Picazo, Roberto Rubén Uset y Ramona Beatriz Velázquez.

En tanto, Cristina Irene Leiva se expresó a favor del requerimiento y su moción tuvo el apoyo de Jorge Antonio Rojas.

Dicha resolución implica un nuevo revés para la defensa de Aguirre, aunque aún podrán acudir en queja a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Vale recordar que en febrero pasado el STJ hizo lugar al recurso de casación y declaró la nulidad de la sentencia dictada por el Tribunal Penal Oberá, órgano que en diciembre del 2017 condenó a Rolando Lovera (35) a 19 años de prisión y absolvió por el beneficio de la duda a Victoria Aguirre, la mamá de la víctima.

La misma resolución ordenó el dictado de un nuevo fallo en base al material probatorio reunido en el debate oral.

Es decir, el mismo Tribunal deberá analizar nuevamente la prueba y dictaminar una nueva pena a cada uno, aunque no se realizará un nuevo debate oral y púbico.

Discrepancias
Ya en febrero, Eduardo Paredes -codefensor de Aguirre- consideró que al ordenar que se dicte una nueva sentencia, se terminará por condenar a su defendida a prisión perpetua, puesto que es la madre de la víctima y está acusada por el delito homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente.

Opinó que los magistrados no anularon el juicio debido a que hay doctrina de la Corte Suprema de la Nación “que cuando a vos te absuelven en un juicio no podés ser juzgado dos veces por el mismo hecho”, al tiempo que para “saltar este prohibición constitucional ellos manifiestan que no tiene que ser juzgada de nuevo sino que le ordenan al Tribunal que analice la prueba médica, los dichos de Victoria”.

“Esto implica que realmente la someten a un nuevo juicio y además manifiestan que el recurso de la fiscal no es claro y entonces ellos hacen un análisis de la prueba. Esto no se puede hacer porque el Tribunal que revisa, sólo puede revisar en el límite del apelante, se excedieron. De hecho la están juzgando dos veces porque al ordenar al Tribunal que analicen la prueba como ellos dicen están obligando a que la condenen”, agregó oportunamente.

Casación
Por otra parte, a mediados de junio la defensa de Lovera recurrió a casación para atacar la resolución del Tribunal Penal de Oberá que denegó la excarcelación del imputado.

“Planteo que se trata de una sentencia arbitraria e infundada, porque en primer lugar se aparta de lo que establece la ley que regula la prisión preventiva. También se aparta del criterio de la Corte Suprema de Justicia y del precedente de Cristina Vázquez y Cecilia Rojas, absueltas de homicidio, donde la Corte señaló que si la sentencia no está firme se debe dejar en libertad al imputado por el principio de inocencia, y mandó a respetar a los tribunales misioneros dicho precedente. Por eso es una sentencia ilógica”, subrayó Martín Moreira.

Asimismo, ponderó la “obligatoriedad para los tribunales inferiores de seguir el lineamiento del precedente que sienta la Corte. De lo contrario, deben fundar y poner en crítica el precedente de la Corte; no se pueden apartar así nomás, como lo hizo el Tribunal Penal de Oberá en la excarcelación”.

El Tribunal que denegó la excarcelación fue el mismo que en diciembre del 2017 condenó a Lovera y absolvió a Aguirre. Se trata de los jueces Azucena García de González, Jorge Erasmo Villalba y Graciela Heppner.

Más allá de la anulación de la sentencia por parte del STJ, la defensa viene insistiendo con el vencimiento de todos los plazos previstos para la prisión preventiva, ya la misma contempla un máximo de tres años y el imputado lleva más de cinco años y medio tras las rejas.

Imparcialidad en dudas
Como si faltaran controversias en el caso Selene, quien fue asesinada el 29 de enero del 2015, tras conocerse el rechazo a la excarcelación de Lovera el juez Villalba reconoció que el Tribunal trató de inhibirse para “asegurar la imparcialidad”.

“Primeramente solicitamos nuestra inhibición, porque si bien el Superior anuló la sentencia, no nos sacó la causa ni generó un nuevo Tribunal, sino que remitió directamente para el dictado de una nueva sentencia. Por ello entendimos que nos encontrábamos en una situación compleja porque participamos del debate, valoramos las cuestiones de ese debate y previamente de alguna manera ya estábamos contaminados con la decisión que habíamos tomado”, indicó Villalba semanas atrás.

Y agregó: “Por tanto, para asegurar la imparcialidad habíamos planteado la posibilidad de una inhibición, lo que fue rechazado y nos devolvieron el expediente. En razón de ello tuvimos que decidir sobre esta excarcelación”, agregó.

Además, ahondó en cuestiones técnicas para fundamentar el rechazo de la excarcelación. Asimismo, antes de conocerse el rechazo del recurso extraordinario, mencionó que si bien el STJ anuló la sentencia, dicha decisión fue apelada por la defensa de Victoria Aguirre.

“Si bien ahora esa condena está discutida por una resolución del Superior Tribunal de Justicia, también la decisión del Superior está discutida en un recurso extraordinario federal, por lo que de alguna manera no es la misma prisión preventiva porque hay una condena ya efectuada”, señaló semanas atrás.

El Territorio.