Comercio en Oberá: “la apertura es una buena noticia, muchos no tienen ingresos”

Carlos Mielniczuk, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Oberá, aseguró que los permisos de reabrir o de cambio de horarios en la atención al público “son una buena noticia porque después de muchas gestiones (y la situación dependía de lo que se decidía a nivel nacional), después de varias semanas trabajando y armando con el municipio protocolos, como otros negocios para cada una de sus actividades”, aseguró en diálogo con una radio de la capital provincial.

En Oberá como en casi toda la provincia, se flexibilizaron medidas para con el comercio en el aislamiento social por la emergencia sanitaria y la cuarentena desde la aparición de la pandemia del coronavirus. “Veníamos y estamos en una situación bastante complicada… más de 50 días prácticamente sin ingresos, pero por otro lado corriendo con los vencimientos, los alquileres, los servicios y los impuestos, que lamentablemente ni a nivel nacional hubo una prórroga de los impuestos”, se lamentó el presidente de la Cámara de Comercio e Industria.

“Esto es una buena noticia, pero obviamente hay que tener todos los cuidados, hay que extremar las medidas de protección contra el virus, en el caso de los comerciantes, de sus empleados y de los consumidores, de los clientes y en última instancia de la familia… entonces por un lado contento, pero por otro ocupado en cumplir con las medidas”, reconoció.

El nuevo horario impuesto por el municipio es de 7:30 a 17 por lo que para muchos es un cambio de hábito, especialmente con el horario del mediodía y el hecho de trabajar de corrido.

Según Mielniczuk “nosotros ya desde el principio del aislamiento teníamos un horario reducido hasta las 15 y generaba un poco de complicaciones. Ahora hay dos horas más y generó en principio el reclamo de varios empleados por la cantidad de horas de trabajo, pero esas son las horas de trabajo y no necesariamente las tienen que cumplir a todas. Distintos empleadores tendrán que ir combinando como lo hacían antes. Eso dependerá de lo que pueda y convenga a cada comerciante”.

En Oberá rige la atención al cliente por el número de terminación del Documento Nacional de Identidad por lo que “reclamamos eso, tanto los comerciantes como los clientes que limita la atención diaria, esto complica a quienes vienen de la colonia de Oberá y otros pueblos cercanos”, dijo Mielniczuk.

El Territorio.