El defensor de La Roca denunció a la Policía por apremios y complot

El abogado obereño Pablo Ferster, defensor de Cristian “La Roca” B. (30) y Dante B. (29), detenidos por el violento asalto a una pareja de jubilados y luego implicados en el millonario robo a una sucursal de Pago Fácil, radicó una denuncia penal por presuntos apremios contra sus clientes.

Asimismo, en el escrito presentado ante la Fiscalía de Instrucción Dos, el letrado aseguró que sus defendidos serían víctimas de un complot de la Policía de Misiones pergeñado para distraer a la opinión pública del sonado escándalo del robo de un kilo de cocaína que se hallaba en el depósito de secuestros de estupefacientes de la Unidad Regional II.

La denuncia fue radicada el pasado 28 de agosto ante la dependencia a cargo de la fiscal Miriam Silke.

Ferster acusó a integrantes de la Brigada de Investigaciones y del cuerpo de Infantería de la UR II, quienes el pasado 24 de agosto, pasadas las 22, se presentaron en los lugares de detención de sus clientes y los golpearon.

“Los sacaron de las celdas esposados y a punta de armas largas. Los llevaron a empujones a una habitación donde abusaron impunemente de su poder como funcionarios públicos, y con golpes de puño los hicieron firmar una supuesta acta de imputación y notificación de causa. Para ser más preciso, les dijeron que los investigaban por el asalto al Pago Fácil”, detalló.

Incluso, tal como consta en la denuncia a la que accedió El Territorio, no sin ironía el abogado se preguntó “si la Policía, para aumentar este circo, no piensa acusarlos también del presunto asesinato del fiscal Nisman en las torres Le Parc”.

“Circo institucional”

Según Ferster, desde un primer momento sus defendidos expresaron su inocencia respecto de los delitos por los cuales se los imputa y ambos contarían con coartadas para avalar sus dichos.

En ese contexto, manifestó que “desde un principio todo esto no fue más que una medida desesperada de la Policía” para pergeñar “un complot institucional donde buscan sólo distraer y defender a sus miembros que están siendo investigados por la desaparición y venta del estupefaciente que misteriosamente desapareció del depósito de secuestros de la División Toxicomanía”.

“El día que salió a la luz el desfalco del depósito donde la Policía almacena los estupefacientes de mayor valor económico del mercado, y para entorpecer la investigación y el interés periodístico, rápidamente hicieron numerosos allanamientos, secuestros y detenciones en el marco de la causa del señor Mousquere”, especuló Ferster.

También cuestionó el horario y la metodología en que sus defendidos fueron notificados de la causa por el asalto al Pago Fácil, de noche y mediante efectivos de Investigaciones e Infantería.

“Aparecieron en medio de la noche para realizar un procedimiento que a todas luces carece de lógica y legalidad”, al tiempo que cuestionó que a primera hora de la mañana del otro día la información llegó a todos los medios.

Por ello, insistió con el término “circo institucional” para distraer la atención pública y judicial “de las barbaridades ilegales que siempre llevan adelante y buscan, de una forma u otra, cubrir a sus camaradas”.

Al respecto, citó el escándalo del hotel del casino y el reciente caso de un policía que quedó colgado en el portón de una vivienda céntrica, donde presuntamente intentó robar.

Cuestionó investigación

En una denuncia de alto voltaje, el defensor de La Roca y de su presunto cómplice aseguró la existencia de un modus operandi institucional tendiente a “dirigir investigaciones paralelas con pruebas inventadas y testigos salidos de la nada”, lo que no hace más que perjudicar a personas inocentes.

Ferster reclamó que sus defendidos sean llamados a ratificar su denuncia y mencionó que los mismos detenidos en las seccionales Tercera y Cuarta podrían atestiguar a favor de sus clientes en el marco en las acusaciones por presuntos apremios policiales.

En tanto, solicitó que se cite a los jefes de las dependencias nombradas para que expliquen “cómo permitieron semejante atropello y violación de los derechos humanos y procesales”.

Pidió que se informé los nombres de los efectivos que realizaron el procedimiento y solicitó que se los impute por uso indebido y abuso de la fuerza pública.

“Que así como el Juzgado de Instrucción en turno tuvo la osadía de permitir los arrestos de mis defendidos sin poseer pruebas suficientes, ahora tenga la misma subjetividad de liberarlos por la misma razón”, indica de manera textual la denuncia.

“También solicito que de forma inmediata los cráneos de la Brigada que trabajaron medio año buscando algo que traiga luz al asalto al Pago Fácil presenten las pruebas que tienen, contrario denunciaré por falsa imputación, elevando la misma a Derechos Humanos, solicitando que se investigue más a fondo todos estos hechos delictivos ejecutados por la fuerza que debería resguardarnos”, finalizó.

Los hechos
Cristian B. y Dante B. permanecen detenidos desde el pasado 13 de agosto por el violento asalto al matrimonio Mousquere, perpetrado el 21 de julio en el centro de Oberá.

Luego fueron implicados en el millonario robo a la sucursal de Pago Fácil registrado el 9 de marzo, también en Oberá, donde los autores del hecho se alzaron con un botín de 2.085.000 pesos en efectivo.

La imputación sobre los citados tendría sustento en testimonios y el análisis de las cámaras de seguridad que “ubicarían a los ahora detenidos en inmediaciones del Pago Fácil”, según informaron fuentes policiales, como también “similitudes en el modus operandi, armas utilizadas y vehículo en el que huyeron de los ilícitos”.

Por el asalto al matrimonio de jubilados, donde los ladrones no se llevaron efectivo porque el dueño de casa ofreció tenaz resistencia, también fue detenido Cristian F. (25), residente en Puerto Iguazú y con antecedentes federales, quien fue capturado en la casa de La Roca, en Oberá.

Asimismo, continúa prófugo Emanuel Jeremías D. L., con domicilio en la localidad de Campo Grande, quien habría sido el conductor identificado en la fuga.

En tanto, por la logística y violencia desatada, desde un primer momento el atraco al matrimonio Mousquere remitió al robo a los propietarios del local de Pago Fácil.

Entre las coincidencias en ambos hechos se destaca que los malhechores actuaron a plena luz del día en zonas residenciales, con mucha circulación vehicular y de transeúntes.

Es más, el Pago Fácil de Córdoba y Wilde está ubicado a dos cuadras de la Seccional Segunda; la misma distancia que existe desde la casa de Mousquere hasta la Seccional Primera.

El Territorio.