El día después del temporal: evacuados, etapa de reconstrucción y zonas rurales sin luz

El violento temporal que se abatió durante la madrugada y la mañana de ayer sobre Misiones aún mantiene sus secuelas en diversas localidades. Agentes de Protección Civil trabajan hoy en la etapa de asistencia para la reconstrucción, conteo, monitoreo y análisis de los daños de los afectados por el temporal.

“Estamos afrontando el día después del temporal que ha causado bastantes destrozos dentro de la provincia”, sostuvo Atilio De León, subsecretario de Protección Civil. Las localidades más afectadas fueron Gobernador Roca, Oberá, Campo Ramón y Campo Viera.

En declaraciones radiales, señaló que “desde Alem hasta Iguazú tuvimos incidentes de voladuras de techos y caída de árboles”.

Como consecuencia de la tormenta de viento y lluvia que cubrió gran parte del territorio provincial, se produjeron eventos que provocaron cortes en el suministro de energía de distintas líneas. Personal de Energía de Misiones continúa trabajando para reparar daños ocasionados por el temporal. En ese sentido, según informó De León, en la zona rural de El Soberbio todavía están sin luz. En la zona urbana del municipio el servicio volvió anoche.

Además sectores de Pozo Azul siguen sin energía eléctrica.

“Tenemos muchos requerimientos de asistencia, Colonia Delicia fue la última localidad que vino a retirar asistencia para su gente”, comentó.

El subsecretario de Protección Civil afirmó que no hubo heridos, solamente daños de bienes materiales, vehículos afectados por árboles y postes caídos, y viviendas totalmente destruídas, destechadas y anegadas.

Evacuados en Roca
El temporal golpeó de lleno en una aldea en Gobernador Roca. Hubo un total de cuatro casas destruidas. Las familias tuvieron que recurrir a un espacio que quedaba con techo en una escuela, ya que parte del establecimiento destechó el temporal. Los afectados son atendidos por la comuna local y policías.

“Fue una zona donde el viento cortó árboles a media altura e hizo volar casas enteras”, describió De León.

Muchos vecinos se acercaron en forma voluntaria para donar abrigos, colchones y mantas para que no sufran las inclemencias del tiempo.

El Territorio.