Imputaron a “La Roca” y a su presunto cómplice por dos asaltos

Fueron imputados en las últimas horas los dos detenidos por el asalto a una pareja de jubilados y por el robo a mano armada a los dueños de un Pago Fácil de esta ciudad, indicaron fuentes del caso.

Entre los apresados se encuentra un individuo conocido en el ambiente de las artes marciales como “La Roca”, de 30 años.

Ambos casos se caracterizan porque los autores lesionaron a las víctimas. Para los investigadores se trata de una banda, teniendo en cuenta que hay un tercer involucrado prófugo e identificado.

La captura de los sospechosos fue el pasado jueves 14 de agosto y luego de que la policía reuniera una serie de evidencias que los señalaban.

En el marco de la indagatoria ante el juez de Instrucción 2 de Oberá, Horacio Alarcón, que sigue la investigación de ambos atracos, los detenidos optaron por declarar en la causa por el robo a los jubilados y se dijeron inocentes, es decir que se habrían desvinculado de las acusaciones.

Sin embargo por ese hecho fueron imputados por “robo calificado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda”. En tanto que por el asalto al local de pagos se abstuvieron y fueron imputados por “robo calificado por el uso de arma de fuego”. Seguirán tras las rejas.

Vale aclarar que en un principio fueron tres los apresados, pero la Justicia desvinculó a uno de ellos de la serie de robos. Se trata de un joven de 27 años que se hallaba en el domicilio del deportista al momento del allanamiento en Oberá y que fue demorado por violar la prisión domiciliaria que tenía en Puerto Iguazú. El segundo apresado y ahora imputado es un individuo de 29 años oriundo de Alem.

Los dos robos

El lunes 9 de marzo al mediodía una pareja de comerciantes terminó hospitalizada tras ser agredida por dos delincuentes encapuchados y armados, quienes los despojaron de más de 2 millones de pesos.

Fue en la vereda de un Pago Fácil ubicado en la esquina de las calles Wilde y Córdoba de Oberá. Fue en circunstancias en que las víctimas se dirigían a un banco a depositar el dinero recaudado. Los asaltantes se movilizaban en un automóvil Volkswagen Bora negro, que abandonaron a pocas cuadras del lugar (sobre la calle Maipú).

Mientras que el matrimonio fue asaltado en su casa de la calle Barreyro de Oberá, a las 10.30 del martes 21 de julio último. Ese día dos delincuentes armados se hicieron pasar por personas que buscaban ayuda para sectores humildes. Tras golpear al hombre de 69 años y maniatar a su esposa de 63 robaron dinero y teléfonos celulares.

Punta de ovillo

Una de las pistas claves para llegar a los sospechosos fue el automóvil en el que huyeron tras el atraco a los jubilados, un Chevrolet Corsa Classic gris que quedó registrado en las cámaras de videovigilancia cerca del lugar del hecho.

Fue así que los investigadores se dirigieron a 25 de Mayo, donde ubicaron un rodado similar que es propiedad de la madre de quien habría sido el conductor del vehículo el día del hecho. El Corsa fue incautado y se allanó la vivienda de alquiler del presunto chofer de la banda, domiciliado en Campo Grande y que es el único prófugo en la causa.

Allí se secuestraron varios teléfonos celulares, pendrive y guantes de látex de color negro. Finalmente, el jueves 13 de agosto pasado hubo dos detenciones.

Se determinó que no sería ajeno al hecho un vecino de las víctimas (domiciliado a 200 metros), conocido como “La Roca” y vinculado a la práctica de las artes marciales.

En el inmueble del deportista los efectivos incautaron un guardapolvo color blanco tipo chaquetilla, un buzo con capucha gris, un par de guantes color negro y un par de borceguíes color negro, (elementos que la policía cree que utilizaron los acusados). En cuanto al presunto cómplice se sospecha que hizo inteligencia previa al asalto de los jubilados en un Volkswagen Gol gris. En su domicilio del barrio 100 Hectáreas incautaron dos pantalones tipo buzo color negro y un par de guantes color negro (coincidentes con los descriptos por las víctimas).

Un dato llamativo es que la policía incautó en la casa de “La Roca” una tablilla con mapas varios, presumiblemente domicilios marcados para comisión de hechos delictivos, indicaron las fuentes.

Primera Edición.