Ingrid tiene miedo de volver a Oberá

“Lo que más me fastidia de la cuarentena es no ver a mis papás. Mi papá tiene Alzheimer. No es tan grande, pero está muy enfermo y siempre tiene recaídas. Está en momentos críticos, entonces me fastidia no poder ir a verlo, por lo menos acompañar a mi mamá. No poder verlo, tocarlo, acariciarlo, me fastidia. Sé que en cualquier momento se puede ir”, detalló Ingrid Grudke en Vale doble (Radio Rivadavia).

La modelo reconoció que podría tramitar un permiso para poder viajar a Oberá, sin embargo, prefiere no hacerlo porque tiene temor a cómo puedan reaccionar los vecinos.

“No quiero comerme agresiones, más que nada de vecinos”, afirmó, y sostuvo que siente que hay un clima de mucha agresión en la sociedad.

El Territorio.