Integrantes de la CRIPCO se reunieron con el Intendente para debatir temas económicos

En horas de la mañana del lunes 27 de abril se llevó a cabo en la sede de la CRIPCO una reunión reducida, siguiendo los protocolos de bioseguridad establecidos, entre el Intendente Dr. Carlos Fernández, el Presidente de la entidad, CP Carlos Mielniczuk y representantes de diferentes actividades económicas que soportan una difícil situación financiera derivada de la emergencia sanitaria que es de público conocimiento.

El motivo del encuentro convocado por la CRIPCO, fue debatir diferentes propuestas que conduzcan a mitigar las graves consecuencias económicas que afronta la mayoría de los sectores que conforman la actividad comercial, profesional e industrial de la Zona Centro debido al Aislamiento Social Obligatorio por la pandemia de Covid19.
El Dr. Fernánez brindó un detalle del cuadro de situación de logística médica que presenta Misiones y la localidad en particular vinculados a la atención de posibles casos, brindando asimismo detalles médicos sobre esta nueva enfermedad, refiriéndose luego a algunas de las medidas particulares adoptadas por el Ejecutivo municipal vigentes en la ciudad.
Posteriormente los presentes plantearon sugerencias sobre protocolos diferenciados, franjas horarias, circulación de personas y otros aspectos que se proponen a fin de regularizar gradualmente toda la actividad comercial y profesional, puesto que las excepciones planteadas desde la Nación y que ahora reglamenta la Provincia, no alcanzan a la mayoría de los comercios y empresas, los cuales se encuentran en una situación límite debiendo afrontar el pago de sueldos, servicios e impuestos sin poder tener ingresos genuinos dado que se ven imposibilitados para atender al público según las normativas actuales.
El encuentro que finalizó en las primeras horas de la tarde, tuvo como corolario el compromiso por parte del Ejecutivo local en proseguir en conversaciones con la CRIPCO, a fin de evaluar condiciones que permitan la apertura a la brevedad de determinadas actividades y servicios, siguiendo estrictamente las normas sanitarias que se deben respetar mientras dure la situación de emergencia epidemiológica y sujetas a la aprobación del Gobierno de la provincia.