Jóvenes emprendedores planean la “resurrección” de “El Edén”

Cuando todavía el sector turístico lamentaba el inesperado cierre del emblemático hotel “El Edén”, que anunciara la semana pasada este Diario, la situación dio un giro de 180 grados en las últimas horas y ya se palpita una pronta reapertura del establecimiento, del cual se hicieron cargo dos jóvenes emprendedores obereños.

Sergio Vallena y Ramón Amarilla tomaron la posta después de que la dueña anterior, Irma Bregagnolo, se contactara con ellos -entre otros candidatos- para dar continuidad al hotel, que cumple 25 años de trayectoria.

La propuesta nuestra fue la que más le gustó, debido a que no solamente queremos reactivar el hotel, sino que va haber muchas modificaciones que queremos hacer, como por ejemplo adjuntar un espacio donde podamos también realizar eventos para la ciudad y para la provincia, y generar nuevas propuestas para que los misioneros no solamente vengan a alojarse para dormir, sino que puedan pasar un día entero disfrutando de todas las opciones que va a tener el hotel”, explicó Vallena a PRIMERA EDICIÓN.

El empresario reconoció que “obviamente la situación económica nos está frenando, tuvimos que agotar todos nuestros ahorros para poder adquirir el emprendimiento y las modificaciones implican mucho esfuerzo dinerario y humano, pero queremos empezar con la primera etapa, así que estamos de a poquito golpeando puertas, viendo qué posibilidades tenemos”.

“Cada hora que pasa, nos estamos dando cuenta de que nos está faltando más cosas. Tenemos todo nuestro grupo humano trabajando, pero los recursos por ahí no son suficientes para cubrir todas estas necesidades. Pero sabemos que la gente está comprometida en la causa y nos va a dar una mano, todo lo que la gente nos quiera ayudar con este emprendimiento va a ser bienvenido”, reconoció.

Mano de obra local

Vallena garantizó la continuidad laboral de todos los empleados que trabajaban en “El Edén”, ya que “dentro de la propuesta que nos hizo (Bregagnolo) estaba mantener su plantel, todo su equipo de trabajo”, pero además aseguró que “nosotros vamos a incorporar nuevas fuentes de trabajo para gente obereña”, porque “habrá empresas satélite que van a trabajar con nosotros, ya sea servicio de catering, sonido, iluminación, lavandería”, enumeró.

“Somos muy optimistas, sabemos que el turismo va a volver y obviamente va a haber muchas familias que van a poder contar con algún ingreso”, adelantó el empresario, quien además proyectó que “dentro de los cambios que vamos a realizar, vamos a incorporar una agencia de viajes receptiva dentro del hotel. Contamos con un minibús, entonces podremos hacer paquetes dentro del hotel y salir a todos los destinos de la provincia”.

Con vistas que los visitantes se queden más tiempo en Oberá, contó que “ya tenemos armados paquetes más atractivos, en dos o tres noches, cinco y hasta ocho noches para que el turista pueda conocer toda nuestra zona. Cuesta mucho porque la gente siempre apunta a Iguazú solamente, pero queremos que Oberá también sea una de las de las ciudades dentro del ‘top’ tres o cuatro de atractivos de la provincia”.

“Somos muy optimistas, nunca bajamos los brazos y siempre apuntamos a que el turismo es una buena estrategia para poder trabajar”, sentenció.

Primera Edición.