La helada golpeó con fuerza los cultivos de toda la provincia

La helada pronosticada para Misiones se sintió con fuerza ayer, principalmente en zonas Sur, Centro y Alto Uruguay, y está previsto que la situación se repita hoy.

En Posadas la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales (Opad) registró 0,4 ° de térmica a las 6.38, aunque en otros puntos de Misiones hubo marcas bajo cero.

En Bernardo de Irigoyen y Comandante Andresito el termómetro estuvo en -2º, en Puerto Iguazú 0,6º, en Oberá 0,5º, en San Vicente -1º y en Montecarlo 1,6º. Con los primeros claros del día se pudo ver cómo las pasturas en zonas rurales habían quedado blancas por acción del frío. Y en una recorrida de El Territorio por chacras de la zona Sur los productores mostraron el daño que sufrieron los cultivos que están fuera de cubierta.

En Olegario Víctor Andrade se formó una película blanca de hielo sobre los pastos del ganado y la producción de los colonos. “Esta vez tuvimos helada negra que nos perjudicó bastante”, comentó el productor agropecuario Roberto Rosniski en la mañana de ayer mientras recorría su chacra para evaluar los daños.

“No pensé que iba a ser tan fuerte, pero sí, es la más intensa que tuvimos en lo que va del año”, agregó. Chaucha, zapallito de tronco, repollo y acelga fueron los cultivos que relevó como perjudicados aunque aún no había cuantificado en números las pérdidas económicas.

Sin embargo, se mostró optimista porque “hay buena venta en las ferias” y pronto podrá reponerse. “Pase lo que pase hay que estar todos los días en la chacra. Acá se trabaja de lunes a domingo. Los miércoles y domingos vamos a la feria de Santa Rita en Posadas, el resto de los días preparamos mercadería para el Mercado Concentrador y trabajamos la tierra. Lo más lindo es que todo lo que llevamos vendemos. Lo que se planta se vende. Tengo 45 años y hace casi veinte años que soy productor”, señaló.

Cerro Corá fue otro de los municipios fuertemente afectados. La plaza principal se vistió de blanco al igual que los potreros del lugar y el pasto congelado crujía cuando alguien caminaba sobre él.

Cuantiosas pérdidas
A diferencia de las heladas anteriores, asomarse a las plantaciones y notar cómo fueron destruidas por la intensa helada generó desánimo y lamentaciones por parte de productores de San Pedro. Es que esta vez el congelamiento del rocío fue suficiente para quemar y marchitar verduras, plantaciones de tabaco, brotes de yerba mate, arándano y pasturas, significando cuantiosas pérdidas.

El amanecer del viernes fue con paisaje blanco, suelo escarchado y sensación térmica que llegó a marcar -2º, provocando la preocupación de colonos que contaban con cultivos al aire libre, en especial verduras, frutas como banana, mamón y arándano. Además de tabaco y yerba mate. El mayor perjuicio lo registran productores que se dedican a la comercialización de verduras de hoja que se encontraban en plena etapa de producción.

El fenómeno se percibió tanto en la zona urbana como rural, en esta última a medida que los rayos del sol entibiaban el ambiente mitigando las bajas temperaturas y el viento sur, las familias agrícolas ponían su mirada en los cultivos, tristemente sorprendidos por la agresividad del fenómeno, el más fuerte en lo que va del año.

Uno de los casos, que representa el testimonio de otros tantos productores hortícolas, es el de una feriante que perdió 200 plantas de repollo, lo que equivale a más de 10.000 pesos. “Perdimos mucho, todo el sacrificio quedó por el suelo. En mi caso soy feriante y el repollo, la acelga de invierno y hasta el tomate bajo invernáculo se quemaron con la helada. El repollo estaba formando cabeza, con esta helada no sirve más”, se lamentó Rosa Ribalco, productora de Colonia Siete Estrellas.

Este fenómeno climático resulta un retraso en la economía de las familias porque las hortalizas significaban la posibilidad de seguir avanzando, más aún teniendo en cuenta que el contexto epidemiológico tornó la situación más difícil. “En nuestro caso mató las plantas de banana y mamón, lo que es acelga no quedó nada. Y las plantas frutales que es de donde obtenemos las frutas para realizar algunas de las mermeladas ya no tendremos. Fue muy fea la helada pero de a poco vamos a recuperarnos”, señaló por su parte Luis Knack.

El humo no fue suficiente
Si bien la suma de las pérdidas de las familias hortícolas puede ser importante, terrible fue el daño que causó la helada en el cultivo de arándanos de la familia Werner de Colonia San Jorge. El cultivo, que resulta uno de los únicos dentro de Misiones, se encontraba en plena etapa de crecimiento de la fruta, la que parece haber madurado fuera de tiempo por el color casi negro y formato achicharrado que adquirieron, pero a diferencia de lo que pueda parecer, el color es a consecuencia de la intensa helada.

Este año la expectativa era muy buena y por ello ayer a la madrugada el productor intentó salvar un poco del cultivo, utilizando una técnica que consiste en quemar aserrín entre las plantas para generar calor, pero el esfuerzo quedó en la nada, ya que al contar con pocas cargas de aserrín y la falta de los elementos necesarios como tachos, el humo no fue suficiente y la cosecha se perdió por completo. “Hicimos fuego toda la noche, pero ante tremendo fenómeno no sirvió. Es indescriptible el desánimo al ver las frutas quemadas”, contó con pesar el productor Ricardo Werner.

Teniendo en cuenta que esperaban cosechar como mínimo 4.000 kilos de fruta, estiman que la pérdida supera 1.600.000 pesos, siendo de urgente necesidad recibir acompañamiento del Ministerio del Agro a fin de contar con los recursos que permitan preservar el cultivo de las bajas temperaturas.

“Perder casi 2 millones de pesos de la noche a la mañana no tiene explicación, pensaba invertir este año en la plantación, porque las plantas cargaron fruta como nunca antes y así comprar tachos o ver alguna manera de evitar que la helada mate tanto. Necesito un subsidio porque esto es una lotería”, manifestó Werner.

El cultivo que lleva adelante la familia aporta un significativo valor a la diversidad de alternativas con las que cuentan las chacras de San Pedro y ante este hecho el productor piensa en destinar el espacio ocupado por el arándano para otro cultivo ya que no encuentra manera de poder continuar sin asistencia. “Estas plantas no sólo significan la posibilidad de progreso, es algo que nos llena de orgullo. A medida que conoce la fruta la gente la incluye en su dieta. Tenemos mucha demanda”, comentó.

Por último, en Montecarlo, en zonas de colonias como Guatambú e Itacuruzú la temperatura llegó a -3º. Muchos vecinos como medida de prevención taparon sus plantas con telas y bolsas para protegerlas del frío.

Helada negra y sus consecuencias
Para Antonio Cardozo, observador agrometeorológico del Inta Cerro Azul, las condiciones están dadas para que hoy se produzcan escarchas. Indicó que ayer hubo helada negra en varias zonas, que es la que se da cuando hay poco vapor de agua y es mucho más dañina para los cultivos ya que los “quema”, provocándoles manchas oscuras.

“Cuando se ve la planta morada o quemada, eso es lo que se conoce como helada negra. Por eso todo lo que es horticultura habrá tenido muchos daños, principalmente lo que está más cerca del suelo”, precisó.

En esa línea expresó que en la estación del Inta Cerro Azul la helada marcó 0º al abrigo meteorológico (casilla donde se miden los datos de forma estandarizada), pero a cinco centímetros del suelo hubo -5,4º.

Para hoy se prevé que el tiempo esté bueno. Con cielo despejado, frío por la mañana y fresco por la tarde. En Posadas la temperatura mínima será de 4º en zona urbana y 1º en áreas suburbanas. La máxima está prevista en 19º.

Mañana habrá cielo despejado, frío por la mañana y fresco por la tarde. La mínima en Posadas será de 9º y la máxima de 21º.

El Territorio.