Malestar por operativo municipal en Oberá

Sergio Vallena, uno de los socios del emprendimiento, reconoció al diario Primera Edición que “estamos muy preocupados” y advirtió que evalúan cerrar de vuelta el hotel, por segunda vez en lo que va del año.

El empresario describió el “megaoperativo con más de 10 policías afuera, estuvieron más de una hora en el hotel, empezaron a pedir DNI a todos los pasajeros… Parecíamos todos delincuentes, cuando en definitiva estábamos cumpliendo con el paquete que empezamos a vender con 20 personas”.

Al respecto, explicó que “nosotros trabajamos con una agencia receptiva de acá de Oberá, que nos presenta unos paquetes muy interesantes con salidas programadas a los Saltos del Moconá. Como por protocolo (de aislamiento preventivo) en nuestro minibús sólo entran diez personas, hay algunos que viajan y al regreso hacemos una cena corporativa donde se incorpora gente local”.

Evaluó que “por ahí interpretaron que estábamos haciendo un evento, pero no era así, era la cena incluida en el paquete. Y por la capacidad del hotel, podemos estar hasta 30 personas”.

Lo cierto es que como consecuencia de esta intervención municipal, “después de la cena automáticamente se fueron todos a sus habitaciones, no llegaron a disfrutar del postre que estaba programado… La situación cayó muy mal: al otro día nuestro check out era a las 18 y tuvimos gente que se fue antes del mediodía. Y el libro de sugerencias se llenó de quejas por el procedimiento”, contó Vallena.

“Una falta de respeto”

Ante esta situación, “tuvimos una reunión con la agencia receptiva, porque estamos haciendo un gran esfuerzo para que el turista venga a Oberá, conozca nuestra ciudad y comparta con nosotros, pero cuando pasan estas cuestiones la gente termina muy contenta por la estadía y por los paquetes que armamos, pero se van con el disgusto de este mal procedimiento. La verdad es que tomamos esto como una falta de respeto hacia el turista”.

“Nosotros estamos apostando al turismo para que todo crezca despacito, tenemos muchas propuestas ahora que se acerca el verano, pero esto fue un revés muy grande, nuestros empleados también los estamos sosteniendo como podemos porque la situación económica está muy difícil, y estas cosas nos hacen replantearnos si seguir o no. Es la segunda vez que tengo problemas con ellos en mis emprendimientos y si esto sigue así tendré que tomar medidas drásticas, porque prefiero cerrar y evitar este tipo de inconvenientes”, advirtió.

Por lo pronto, adelantó Vallena, “estuvimos evaluando con el equipo de abogados de la empresa y vamos a responder el acta de infracción (que se les labró el fin de semana) y a partir de ahora (los inspectores) van a tener que traer una orden judicial para ingresar a la hotelería”, advirtió.

Primera Edición.