Oberá empezó a moverse con más normalidad

Si bien la cuarentena continúa a nivel país, al levantarse la apertura de bancos, casas crediticias, sumado a la vacunación en el IPS y las compras en el supermercado, hizo que Oberá tenga mucho movimiento de personas, respetando distancias y uso de barbijos.

Desde la semana pasada, las filas de personas para cobrar sueldos y ayudas del estado en los bancos se trasladó a las plazoletas de la ciudad, hoy lunes con la reapertura de los mismos, la situación fue la misma, las personas hacían fila en la plazoleta para hacer trámites en los cajeros automáticos y en la vereda de la institución para hacer trámites en las cajas.

Otro de los lugares, como los comercios de venta de electrodomésticos, también hicieron la reapertura y se observó largas filas de personas para pagar las cuotas, como en los rapipagos, se extendía por media cuadra de gente esperando la apertura a las 8 horas.

Mientras que en la sede del Instituto de Previsión Social, desde hoy vacunaban contra la gripe a personas adultas, menores y embarazadas, dónde desde temprano las personas llegaron para poder acceder a la vacuna.

La situación respecto al uso de los barbijos o tapabocas, mejoró, porque se observó que más del 80 % de la población salió a realizar trámites y compras con los barbijos puestos.

El Territorio.