Sujeto acusado de arrojar alcohol y quemar a su mujer se dio a la fuga

Una mujer con múltiples quemaduras en tórax y piernas fue derivada desde la localidad de 25 de Mayo al hospital Samic de Oberá, donde permanece estable bajo tratamiento específico.

En tanto, si bien en primera instancia la paciente indicó que sufrió un accidente doméstico, una hermana que la acompaña denunció que en realidad habría sido víctima de su propio concubino, al que acusó de quemarla.

La denuncia fue radicada ayer ante personal de la comisaría de la Mujer que se acercó hasta el centro asistencial para entrevistar a la damnificada y su acompañante.
Preventivamente, la causa fue caratulada como tentativa de femicidio, con intervención del Juzgado de Instrucción Dos Oberá que ordenó la detención del sospechoso, identificado como Roberto A. (40).

Respecto al acusado, fuentes del caso indicaron que se trata un empleado de la Municipalidad de 25 de Mayo, residente en el barrio Nuevo de dicha localidad, quien al cierre de esta edición de hallaba prófugo.

A última hora de la noche del sábado el acusado discutió con su esposa y en un momento dado la roció con alcohol etílico, tomó un encendedor y encendió fuego sobre su cuerpo.

La víctima, de 28 años, logró sofocar las llamas por su cuenta y solicitó ayuda a su hermana. En primera instancia fue traslada al hospital local, pero la gravedad de las heridas requirieron su derivación a un centro de mayor complejidad y fue evacuada al Samic de Oberá.

Fuentes médicas precisaron que la paciente padece quemaduras tipo A y B en tórax y piernas que abarcan el 30 por ciento de su cuerpo.
Las autoridades policiales tomaron conocimiento del hecho alrededor de las 3.50 de ayer, cuando personal de seguridad del hospital se contactó con la Seccional Tercera para notificar sobre la presencia de una mujer con quemaduras, presumiblemente ocasionadas por su propio concubino.
Además informaron que la paciente se hallaba internada en sala 3, en condición estable y que podía ser entrevistada.

Fue así que derivaron el caso a la Comisaría de la Mujer de Oberá, cuyo personal se trasladó hasta el nosocomio para indagar al respecto.
Si bien en primera instancia la mujer refirió que sus quemaduras se debieron a un accidente doméstico, la misma habría entrado en ciertas contradicciones que hicieron dudar a los investigadores.

También dijo que los rumores contra su concubino eran falsos y que no existía registro de violencia previa. Como contrapartida, no se descarta que haya sido objeto de amenazas.

De todas formas, su versión fue absolutamente desacreditada por la denuncia de su hermana, quien apuntó a la pareja de la víctima como autor del hecho.
Ante los uniformados aseguró que el concubino de la mujer la roció con alcohol etílico y encendió fuego sobre ella.

Dicho testimonio activó la orden de captura del sospechoso, aunque al arribar a su domicilio -en 25 de Mayo- la Policía constató que no se hallaba. Incluso, en diálogo con este diario, fuentes del caso indicaron que habría abandonado dicha localidad.

En consecuencia, en la víspera se tendió un amplio operativo en la zona para tratar de dar con el sujeto, aunque anoche no había novedades al respecto.

El Territorio.