Alerta en Oberá porque espacios gastronómicos funcionan como boliches

Ante esta situación, la Municipalidad obereña analiza multas a aplicar, debido a que la Capital del Monte pasó a ser parte de las ciudades de riesgo medio, junto con Apóstoles, Posadas, Eldorado y Montecarlo, según se puede comprobar en la página del Ministerio de Salud de la Nación.

Cabe recordar según el parte epidemiológico de este martes, Oberá registró ocho nuevos contagios en las últimas 24 horas y tiene en total 96 pacientes con el virus activo.

“No hemos habilitado actividades bailables nocturnas, utilizan un protocolo para enmascarar algo que no se puede hacer, no hay posibilidad de generar distanciamiento ni protección en fiestas bailables o boliches. Sucede que cuando es una fiesta clandestina es más fácil detectar el incumplimiento, mientras que la actividad gastronómica permitida puede ser utilizada -lamentablemente- para enmascarar un boliche o algo similar, con algún procedimiento aceitado para detectar momentos de controles”, explicó el Director de Asuntos juridicos de la Municipalidad, Matías Frick.

Además, Frick aseveró que “hay viveza e irresponsabilidad no sólo de los propietarios o responsables sino de los que asisten. Hoy lamentablemente está sucediendo y si Oberá pasa a ser una ciudad de las calificadas como de alto riesgo sanitario, mucho se volverá atrás en cuanto a restricciones que se impondrán de nuevo, con prohibición de eventos religiosos, deportivos, culturales y nada para hacer luego de las 22 hs”.

“Estamos al límite, si vamos a la pagina del Ministerio de Salud de la Nación ya aparecemos como de riesgo medio, así que si avanzamos en más casos, seremos responsables todos, porque ya ha pasado un año desde el inicio de la pandemia y se sabe lo que se puede hacer y no”, puntualizó.

En ese sentido Frick dijo que se analiza imponer multas para los que incumplen “para que sean éstos los que respondan al menos en forma pecuniaria, porque no puede ser que 3 o 4 incumplidores perjudiquen a todos. Hay mucha gente que no entiende aún lo que nos está pasando, es injustificable que se organicen para violar controles y protocolos”.

Primera Edición.