Alerta por la suba de casos de golpes de calor ante las altas temperaturas

El calor que aprieta cada verano en Misiones llegó para quedarse y no da tregua. Ayer la temperatura llegó a los 35 grados en Posadas.

Este contexto propicia los cuadros de deshidratación, mareos y dolores de cabeza producidos por los golpes de calor, que ya comenzaron a registrarse y ser atendidos por profesionales de la salud.

Desde la Red de Traslados de Misiones, indicaron a El Territorio que en lo que va del mes, asistieron a un total de 28 personas descompensadas y/o desvanecidas en la ciudad de Posadas. Si bien la mayoría de los hechos suceden en la vía pública, también se realizan atenciones en domicilios.

Según explicaron, exponerse al sol durante mucho tiempo y hacer ejercicio en ambientes calurosos o con poca ventilación puede llevar a la pérdida de agua y sales esenciales del cuerpo, lo que impide su buen funcionamiento. Así se produce lo que se conoce como golpe de calor, que se presenta con fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, mareos o desmayo, dolor de estómago, falta de apetito y náuseas, dolor de cabeza y desorientación.

Muchas personas pueden sufrir un golpe de calor, pero los más vulnerables son los bebés, los niños pequeños, los mayores de 65 años de edad y quienes padecen enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y diabetes.

Afluencia en balnearios
Ante los sofocantes días que se viven en suelo misionero, los posadeños eligen refrescarse en las aguas del río Paraná y para ello se acercan a las playas El Brete y Costa Sur. El Territorio se comunicó con Isaac Villalba, director de Balnearios de Posadas, quien comentó acerca de la demanda que se registra últimamente.

“Los fines de semana manejamos aproximadamente entre mil y 2 mil personas por día en El Brete, hablamos de viernes, sábado y domingo. En Costa Sur manejamos entre 2 mil y 4 mil personas por día los fines de semana”. Y agregó: “Hemos tenido fines de semana con hasta 3 mil en El Brete y hasta 6 mil en Costa Sur, va variando y depende de los feriados también”.

En este sentido, aclaró que no se da toda esta afluencia al mismo tiempo, sino que hay recambio de visitantes, aunque los momentos de mayor cantidad de personas se da entre la tarde y noche, sobre todo teniendo en cuenta que muchos aprovechan la oferta gastronómica de los balnearios.

Si bien entre semana el número se reduce, las playas posadeñas siguen recibiendo gente, con unas mil personas al día en Costa Sur y entre 500 y 700 en El Brete.

“La semana que viene seguro vamos a tener más gente porque ya se liberan los chicos del secundario y también vamos a lanzar más actividades. Las que hoy funcionan de manera normal son fútbol, vóley, canotaje, zumba, ritmos. Ahora se suma natación y más horarios de canotaje, vamos a ampliar la oferta”, detalló Villalba.

El Territorio.