Andersson desmintió a la bioquímica que denunció problemas en la calidad del agua: «Quédense tranquilos, es una pelea interna»

La bioquímica que analiza el agua potable de la cooperativa, Mariel Koch, envió una nota al Consejo de Admnistración de la CELO asegurando que «el gerente del sector de Agua Potable (Julián Duprat), no recibe los informes del laboratorio de control de calidad de aguas y efluentes de esta institución planteando siempre un inconveniente para firmarlos», aseguró Koch.

Además, la profesional señala que los informes cuyos resultados no cumplen con el criterio del Código Alimentario Argentino No pueden ser informados en forma escrita, recayendo la responsabilidad directa en el laboratorio que ella representa, ya que lleva sólo su firma.

Recuerda también que históricamente los informes fueron recibidos por el gerente de área y cada uno bajaba lineamientos para realizar los cambios necesarios.

Koch pidió que se resuelva esta situación porque «en los últimos días hemos tenido problemas con la calidad del agua», aseguró, mencionado que Duprat «en ningún momento se comunicó para consultar sobre el estado del agua». La nota tiene fecha del 25 de abril último, aunque se conoció esta semana.

Al respecto, este miércoles, el presidente de la institución, Pedro Andersson, desmintió a Koch aseverando que «la calidad del agua en Oberá es de diez puntos, es una de las mejores de la provincia», dijo.

«Es lamentable que se haya filtrado esta nota al público en general», sostuvo, agregando que «es una pelea interna». Además, insistió en que «se hacen análisis continuos» del agua. «Quédense tranquilos, incluso hablamos con el director del hospital y no hubo casos», de enfermos a causa del agua, aseguró Andersson.

Por su parte, Duprat dijo que hoy se enteró de esta nota ingresada hace una semana, por lo que no tuvo tiempo de hacer un descargo. Contó además que Koch estuvo de acuerdo en una reunión realizada hace un año, de que los informes se los tenía que presentar a Olivera (supervisor de obras, Antolich (primer jefe) y Duarte (delegado gremial).

Duprat insistió en que todos los informes presentados por Koch «cumplen con el Código Alimentario Argentino… el informe que no cumple aparentemente ella no se los presentó a nadie», especuló.

«Puede ser la prueba haya salido mal, puede contaminarse, entiendo que por la fecha que hace referencia que habría dado mal, justo ahí Koch sacó una licencia gremial y se fue a un encuentro de la mujer», explicó Duprat, indicando que luego de eso se hizo una contraprueba del agua «y salió todo bien», afirmó, criticando a Koch por «alarmar a la población innecesariamente». Por último, señaló que se hacen pruebas de la calidad del agua cada dos horas, es decir, 12 veces por día, insistiendo en que «es un agua de excelente calidad».

Infóber Digital.