Anularon elevación a juicio oral de un caso de muerte por desnutrición

La jueza Correccional y de Menores de Oberá, Adriana Denise Zajaczkowski, subrogante del Juzgado de Instrucción 1, declaró la nulidad del requerimiento de elevación a juicio por “homicidio culposo” contra la madre de una joven de 18 años que murió por desnutrición, según fuentes del caso.

La medida se dio a conocer durante las últimas horas y al respecto se pudo establecer que la magistrada citó a una nueva audiencia indagatoria a la acusada, quien deberá comparecer el próximo lunes 10 de mayo.

Actualmente la imputada, de 38 años y quien ya declaró ante la Justicia en su momento, se encuentra en libertad bajo caución.

La mencionada elevación, y que ahora debe reformularse, fue firmada por el fiscal del Instrucción 1, Elías Bys, y luego subscripta por la jueza a principios de febrero pasado.

Tras recibir la notificación, la abogada María Cristina Salguero, quien patrocina legalmente a la imputada desde el inicio de la causa, solicitó la nulidad de este requerimiento, que finalmente Zajaczkowski hizo lugar.

El caso salió a la luz la noche del sábado 12 de octubre de 2019, cuando el cadáver de la joven fue hallado en el interior de su vivienda de la avenida Andresito de Oberá.

La ahora acusada relató a la Justicia que al regresar de su trabajo, encontró a su hija sin signos vitales. El médico policial en turno examinó el cuerpo y solicitó la autopsia. Fue allí que se determinó que la causa de la muerte, fue por “desnutrición aguda, paro cardiorrespiratorio”.

La líneas investigativas, tras conocerse los exámenes forenses y algunos testimonios, comenzaron a apuntar al presunto abandono de persona.

La víctima además padecía ceguera y problemas auditivos y motrices, que no le permitían valerse por sí misma, lo que fue agravando la situación de su madre. A la hora de declarar en aquella primera indagatoria la mujer habría referido: “Ella estaba menudita y flaca todo el tiempo, por eso no me di cuenta que estaba con desnutrición”.

La progenitora estuvo detenida poco más de dos meses, hasta que fue excarcelada bajo caución, gracias a que su defensa presentó un escrito de oposición fundamentado en el estado de salud mental de la imputada, quien fue diagnosticada con trastorno límite de la personalidad (TLP), además se planteó el cambio de calificación de “abandono de persona doblemente agravado por muerte y el vínculo” a “homicidio culposo”.

En todo momento la defensa insistió en que 35 días antes de la muerte de la joven, una licenciada en Trabajo Social presentó un informe ante el Juzgado de Familia de Oberá, donde alertó sobre la grave situación de salud de la víctima.

“No dice dónde ni cómo”
En parte del planteo de nulidad que hizo la defensa de la imputada, al que tuvo acceso este Diario, uno de los puntos clave sostiene que en el requerimiento de elevación a juicio “no se ha indicado dónde y cómo ocurrió el acontecimiento histórico punible que se le endilga a la asistida, la mecánica del mismo, el modo en que la encartada supuestamente violó el deber de cuidado que tenía para con su hija al no tomar los recaudos necesarios frente al estado de salud que presentaba, lo que vicia de nulidad dicho requerimiento, porque afecta la intervención del imputado con alteración de la garantía constitucional de la defensa en juicio”.

Cabe agregar que en la parte resolutoria de la notificación que fue firmada por la mencionada jueza, el mismo fiscal de la causa opinó “en concordancia con la defensa técnica de la imputada, estimando que la magistrada debería declarar la nulidad”.

Primera Edición.