Bioquímica de la Celo alertó sobre inconvenientes en la calidad del agua que se distribuye por red en Oberá

La bioquímica Mariel Koch, a cargo del laboratorio de análisis de agua y efluentes de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), elevó una nota al Consejo de Administración alertando sobre la calidad del agua potable que se distribuye por la red local, al tiempo que cuestionó el manejo interno de la información y rispideces que complicarían su labor.

El escrito de la profesional fue presentado el pasado 25 de abril por mesa de entrada de la institución.

En primera instancia, Koch mencionó que el gerente de agua y saneamiento, ingeniero Julían Duprat, “no recibe los informes del laboratorio de control de calidad de aguas y efluentes de esta institución, planteando siempre algún inconveniente”.

Asimismo, explicó que por resolución del presidente en conjunto con el gerente general, gerente de área y otras autoridades, “se me notificó verbalmente que los informes deben dirigirse verbalmente”.

“Además se me notificó que los informes donde el agua potable no cumple con los criterios del Código Alimentario Argentino no pueden ser informados en forma escrita, recayendo en forma directa la responsabilidad sobre el laboratorio, ya que la única firma de estos informes es la mía, no siendo recibidos los informes por el ingeniero Duprat quien debiera como gerente y responsable del área recibirlos y desde su cargo tomar las mejores decisiones para la mejora del sistema y no al revés, que los operadores de planta reciban los informes y yo no pueda comunicarme con el ingeniero Duprat (…) Históricamente los informes fueron recibidos por el gerente de área y cada uno bajaba los lineamientos para realizar los cambios necesarios”, señala la nota.

Tensión constante

En otro tramo, menciona que “ante los incontables problemas con el ingeniero Duprat solicitó analicen la situación, ya que en la última semana hemos tenido problemas con la calidad del agua de la ciudad y no se pudo presentar ningún informe escrito, únicamente un informe verbal al señor Juan Carlos Olivera quien citó al ingeniero Duprat para que revea la situación que no mejoró desde el día domingo 18/4 al 21/4. Se deja constancia que en ningún momento el gerente Duprat se comunicó para preguntar por el estado del agua, dejando constancia que es imposible presentar el viernes 22/4, como fuera solicitado, que no hemos tenido problemas con el agua ya que estamos tratando el líquido vital y no cumplía con los criterios del Código Alimentario Argentino”.

En la misma nota, la bioquímica Koch recordó antecedentes de discriminación hacia su persona por parte del gerente de agua.

Por Daniel Villamea.

El Territorio.