Caso Wasyluk: pidieron exhibir durante el juicio las imágenes que grafican la violencia en el cuerpo de la víctima

Convencidos de que el centenar de fotografías que evidencian la brutalidad y los golpes en el cuerpo Hugo Miguel Wasyluk (38) son una prueba irrefutable para dimensionar la gravedad del hecho cometido hace más de una década, la familia de la víctima, a través de los abogados querellantes Rafael Pereyra Pigerl y Vannela Vignolles, solicitaron al Tribunal Penal Uno de Oberá que éstas sean exhibidas públicamente en la sala de debate hasta que termine el juicio oral a los trece policías de la Unidad Regional II acusados con distinto grado de participación y delito.

Las fotos habían sido tomadas por la División Criminalística inmediatamente conocido el deceso, en el inicio de la investigación y en consonancia con eso, también requirieron bajo los mismos argumentos que se exhiban durante el mismo tiempo las imágenes de la autopsia que marca el grave daño físico que le produjeron los golpes de tres de los trece uniformados: Pedro De Mattos, Carlos Antonio Gómez y Ricardo Javier Rodríguez, sobre quienes recae la acusación más grave (tortura seguida de muerte) y por la cual podrían ser condenados a prisión perpetua.

Los otros policías acusados son Jorge Antonio Heijo y Wilson Ricardo González, imputados por el delito de “omisión de denuncia de tortura” porque siendo parte del operativo de detención de Wasyluk por una causa contravencional vieron cómo los otros lo golpeaban pero no intervinieron ni denunciaron ante sus superiores, e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, por el que también están imputados Miguel Ángel Espíndola, Hugo Ariel Basaraba, Carlos Ariel Lentini, Roxana Andrea Harasimezuk, Alejandro Fabián Núñez, Luis Alberto Silva, Gustavo Javier Fontana y quien por entonces era médico policial José Orlando Morales.

“Las fotos de la autopsia como la de Criminalística son reveladoras de los distintos flagelos que sufrió, de todo lo que tuvo que padecer y vamos a poder, con eso, también preguntar a los testigos (varios que en aquel momento estaban detenidos en la mismas dependencias donde fue llevado Wasyluk), van a poder expedirse los imputados sobre las mismas y vamos a tomar una conciencia social colectiva de estas cuestiones que abarcan convenios internacionales, tratados de prevención y sanción, deben ser erradicadas de nuestra sociedad”, refirió Pereira Pigerl.

En esa línea insistió que las fotografías “son el ADN de lo que le ocurrió a Hugo durante este tiempo y cómo fue sufriendo hasta terminar la luz de su vida. Es un pedido expreso de su madre, de su hijo, y es para que todos podamos ver en la inmediatez la prueba y el propio tribunal durante todo el debate, porque después tiene que dictar sentencia. Es un elemento objetivo, claro y contundente que tiene su fundamento constitucional porque estamos juzgando delitos de graves violaciones de derechos humanos”.

El pedido de la querella será respondido mañana por los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y el magistrado subrogante Jorge Villalba, quienes también deberán resolver otros requerimientos hechos por los cuatro abogados defensores de los imputados: Javier Millán Barredo, Cristina Salguero, Ramón Lutoff y Marcelo Carísimo.

El Territorio.