Con una camioneta robada y repleta de cigarrillos, contrabandista casi provoca una tragedia al chocar en ruta 7

El pasado 22 de septiembre, un fletero oriundo de la ciudad de San Vicente denunció el robo a mano armada de su camioneta de trabajo, una Ford Ranger de color rojo y dominio AB470VZ, camino al paraje Cascuda de Dos de Mayo.

La camioneta que denunció el fletero, le fue robada a punta de pistola.

Detalló que un hombre con acento brasileño solicitó sus servicios para hacer un viaje hacia dicha colonia para buscar una heladera y una cocina. Frente a un supermercado por ruta nacional 14 subió otro sujeto quien -a decir del contratante- ayudaría a subir dichos elementos a la camioneta. Pero antes de llegar a destino sacaron pistola y cuchillo para, bajo amenaza de muerte, robarle la camioneta. Una vez en poder de ella lo ataron a un árbol utilizando cinta de embalaje y soga. 

Esta mañana, la misma camioneta pero pintada de color blanco, con dominio adulterado y envainada con casi 2.000 cartones de cigarrillos paraguayos, al mando de un contrabandista, casi provoca una tragedia cuando despistó y chocó contra el vehículo de una familia que hacía turismo en los miradores de la ruta provincial 7, entre las localidades de Jardín América y Aristóbulo del Valle.

La camioneta junto con el cigarrillo en poder de la Policía.

Fuentes policiales informaron que el siniestro se produjo aproximadamente a las 8:20 a la altura del primer mirador de Aristóbulo del Valle.

El conductor de la camioneta robada circulaba por la ruta provincial 7 en sentido Jardín América – Aristóbulo del Valle, despistó y chocó con otra camioneta Chevrolet S10 estacionada en el lugar, propiedad de un hombre de 69 años, que estaba en compañía de su esposa de 40 e hijo de 8 años.

Sin reparar en los daños el contrabandista se dio a la fuga, en tanto que las demás personas resultaron ilesas. En esas circunstancias, a simple vista los uniformados notaron que estaba repleta de cigarrillos de origen extranjero tanto en la carrocería, como en el habitáculo y ocultos en las puertas. También se constató que tenía chapa patente apócrifa y, además, que había sido robada al fletero de San Vicente.

Tras consultas con el Juzgado Federal de Oberá, se secuestró la camioneta y el producto sin aval aduanero. Trabajó en la escena la Unidad Regional XI.

“Es terrible verla en ese estado”

La hija del fletero damnificado, Daiana, en redes sociales admitió que la camioneta es la de su padre. “Primero quiero agradecer a cada persona que compartió la imagen de la camioneta robada y nos brindo su ayuda, gracias. Pero las imágenes hablan por sí solas, la Ranger apareció blanca, con otra patente, sin asientos en el interior, totalmente desmantelada y reventada. Es terrible verla en ese estado”, dijo y en la misma línea agregó: “Es un dolor inexplicable, impotencia terrible tener que reconocer en ese estado la camioneta”.

El Territorio.