Controlarán estado de salud de los niños en las escuelas

Luego de dos años y con la vuelta de la presencialidad escolar, se anunció el regreso del Programa de Salud Escolar (Prosane) que en abril retomará su atención presencial en los establecimientos educativos de la provincia para niños y adolescentes, tras un tiempo marcado por la pandemia del Covid-19, donde muchas patologías o controles de rutina fueron desatendidos.

En agosto del año pasado hubo una primera experiencia de retorno a estos controles. Ahora, con la presencialidad plena se pretende que los monitoreos de salud se enfoquen principalmente en niños de 6 a 11 años, que sean de manera más constante y poder darle más prioridad a atenciones que fueron dejadas de lado durante la etapa más dura de la pandemia.

El anunció se realizó ayer en el Ministerio de Salud de Misiones con la presencia del titular de la cartera sanitaria, Oscar Alarcón, los directores de las seis zonas sanitarias de Salud de la provincia y Guillermo Rolón, coordinador del Programa Provincial Prosane, entre otros funcionarios.

Según se explicó, “el principal objetivo de este año es fortalecer a los equipos de salud de todas las zonas sanitarias, ampliar la atención a chicos de 6 a 11 años en edad escolar y que cada zona realice en forma mensual dos operativos”.

El Prosane es un programa nacional que hace la evaluación integral de niños y adolescentes. En el caso de la escuela primaria, son chicos desde primero a sexto grado a los que se evalúa desde la visión, audición, piezas dentarias y control del calendario de vacunación hasta un examen pormenorizado de todas otras cuestiones que hacen al buen estado de salud de la persona. Si es necesario, también se puede hacer algún tipo de interconsulta con un especialista.

En estos operativos de salud generalmente se detectan diversas problemáticas en los chicos y su detección temprana impide que se agraven.

Tal es así que en campo se suelen encontrar diversos trastornos sensoriales, problemas en la visión o audición, cuestiones traumatológicas como escoliosis y hasta cardiopatías que no fueron diagnosticadas.

Según afirman desde el Prosane, el fortalecimiento del vínculo entre la escuela y el centro de salud permite identificar temáticas que requieran de acciones de promoción en las escuelas. Así se impulsa y desarrollan acciones de promoción de la salud en conjunto con los docentes, directivos y familias, propiciando el aprendizaje y desarrollo humano integral, el mejoramiento de la calidad de vida y el bienestar colectivo de niños, niñas y adolescentes y demás miembros de la comunidad.

El Territorio.