Cooperativas de agua aplicaron incrementos de hasta el 11%

Para algunas cooperativas de agua potable se les torna difícil solventar los insumos, comprar herramientas, encarar obras y pagar sueldos; entre otros puntos. Es así que para hacer frente a todos estos ítems decidieron aplicar incrementos.

El año pasado el incremento estuvo en el orden del 32% y el 38%, y en enero pasado algunas ya aplicaron entre el 8% y 11% de aumento.

Desde las cooperativas, además, reclaman ayuda a la Provincia, debido a la emergencia hídrica que afecta a la región.

Los cooperativistas que están al frente de algunas entidades contaron que “se necesita asistencia, no para encarar grandes obras; pero -al menos- para paliar está situación que se está atravesando porque las cooperativas tienen que cumplir con el pago de los impuestos”.

Agregaron que “nos hubiese gustado que desde el Gobierno nos convoquen a una reunión teniendo en cuenta la emergencia hídrica”.

Además, en esta época donde se registra un déficit hídrico algunas cooperativas establecieron que para quienes superen un consumo de 10.000 litros, el costo del metro cúbico excedente sufrirá incrementos.

Se debe a que la sequía está golpeando a los diferentes municipios; incluso muchos de los arroyos de los cuales se extrae el agua para ser potabilizada están con poco caudal y las entidades optan por reducir las horas de bombeo.

Incluso, durante los primeros días de este año, vecinos de diferentes localidades se mostraron molestos por la falta o por el servicio fraccionado que están prestando las cooperativas, y hasta encabezaron manifestaciones.

Muchas cooperativas se están quedando sin agua, los pueblos enteros. Por eso, nos gustaría que nos convoquen a una reunión y nos consulten qué necesitamos para atravesar este momento”, indicaron los cooperativistas a PRIMERA EDICIÓN.

Agregaron que “habrá un momento en que nos vamos a quedar sin agua y sin el líquido vital no se puede hacer nada. Muchos pueblos se están quedando sin agua”.

RECURSO VITAL. “Todas están haciendo restricciones del uso del agua, se pide que el consumo sea exclusivamente para consumo humano y la higiene”, apuntaron.

Por su parte, Daniel Sena, presidente de la Federación Misionera de Cooperativas de Agua Potable (FEMICAP), brindó un panorama sobre las cooperativas que operan en la provincia. “Este servicio es fundamental y primordial así que se debe seguir adelante. Con respecto a los aumentos (de los insumos), las cooperativas se comunican con sus asociados y trasladan los mismos al consumo del agua, lamentablemente”, comentó a este Diario; y al mismo tiempo, agregó que “no se hace con una ambición de seguir ganando sino que se trata de prestar un servicio lo más eficiente posible”.

Describió que los aumentos los aplican las cooperativas que no están concesionadas o bajo el control del Ente Provincial de Regulador de Agua y Cloacas (EPRAC). Por ejemplo las de Eldorado y Oberá deben pedir autorización a dicho organismo para concretar una suba.

En este punto, sostuvo que “(los incrementos) son relativos. La Federación no establece un porcentaje para todos sino que cada una tiene sus propias características”.

Ejemplificó que “hay cooperativas que se sirven únicamente de agua subterránea, por lo cual no necesitan de muchos químicos y tienen algunos gastos porque dependen mucho de la energía eléctrica y se suma el mantenimiento del sistema de bombeo. Es decir que el incremento que apliquen estas cooperativas será distinto a las que tienen una planta potabilizadora”.

Mencionó que “en promedio subió entre un 32% y un 38% el año pasado. Mientras que este año algunas cooperativas aplicaron un aumento de entre el 8% y el 11%”.

Adicionó que “se hacen de acuerdo a las circunstancias; por ejemplo la luz va a subir porque se va a sacar el subsidio y se dará un incremento bastante amplio”; por lo cual eso a futuro repercutirá en los gastos de las cooperativas.

En lo referido a la situación en la que se encuentran las cooperativas de agua, Sena contó que “hay que reconocer que el Gobierno apuntala a aquellas que están muy mal, por ejemplo le ayudan para que se pueda mantener”. Y, por otro lado, mencionó que “son entre 5 y 7 las que están bien administradas”.

En el caso de Jardín América, apuntó que “hay una cobrabilidad de entre el 94% y el 96% por lo cual se tiene pocos problemas económicos; incluso la cooperativa tiene previsiones de bombas o elementos que se necesiten en caso de emergencia, pero hay otros casos que son diferentes”.

Por otra parte, habló sobre el pago de los salarios a los trabajadores de las cooperativas. “La mayoría están pagando bien los sueldos, aunque tenemos un pequeño problema con el gremio de Obras Sanitarias porque piden aumentos y algunas (cooperativas) lo pueden dar y otras no, debido a que están en una situación más delicada”, subrayó el presidente de la FEMICAP .

Deuda del Gobierno

Por otro lado, Sena habló sobre el decreto 830 y la deuda que el Gobierno de la Provincia mantiene con algunas cooperativas de agua potable de Misiones.

“Se reciben los pagos, pero no de la forma que tendría que ser. Sería muy importante que se cobre en tiempo y forma porque los insumos suben, pero no pagan (la deuda) con interés”, mencionó.

A la vez, agregó que “es lo que reclamamos desde la federación constantemente porque es nuestro mayor trabajo lidiar con los servicios públicos que se le brinda a la Provincia”. Aunque aseveró que “antes debían mucho, pero ahora la deuda se achicó y son de un año o año y medio; y con algunas cooperativas están al día”.

Las cooperativas se encargan de la provisión de agua potable a los departamentos policiales, escuelas, hospitales, juzgados y esos consumos son pagados por el Gobierno provincial.

Déficit hídrico

En cuanto al déficit hídrico que afecta a la provincia, Sena detalló cómo trabajan las cooperativas. “Todas hacen restricciones del uso del agua, por ejemplo se pide que el uso sea exclusivamente para el consumo humano y la higiene. En cambio, se restringe la carga de piletas, lavado de autos u otros usos porque si no se toma esa medida vamos a quedar todos sin agua”, manifestó.

Agregó que “con este tema de la escasez del agua algunas cooperativas establecieron que el que supera el consumo de 10 mil litros pagará más de excedente; por lo cual los vecinos cuidan. Una familia tipo con 4.000 litros vive perfectamente”.