Cooperativas de luz están “al límite” y algunas hacen cortes rotativos

Las cooperativas eléctricas de Misiones tuvieron que enfrentar serios inconvenientes para seguir otorgando el servicio y subsistir. El crecimiento de la demanda y los problemas en la transmisión derivan en que algunas tengan que realizar cortes rotativos en estas semanas. “Estamos en una situación crítica”, aseguraron desde algunos entes y además señalaron que es necesario llevar adelante obras, sobre todo en las líneas de transmisión.

“El congelamiento” de la tarifa, los aumentos de los insumos que estuvieron asociados a los índices de la inflación y el incremento de los salarios de los trabajadores conllevan a que trabajen “a pérdida” o con lo justo, sin márgenes para encarar obras. Sumado a esto, algunas tienen deudas con Energía de Misiones (EMSA) y; por un lado, buscan renegociar la misma o, por otro, ya cuentan con un plan de pago.

Sobre todos estos ítems hablaron con PRIMERA EDICIÓN los presidentes de varias cooperativas de Misiones, quienes hicieron un balance de cómo cerraron este 2021 y remarcaron cuáles son los principales problemas de sus zonas.

Ángel Kusuka, presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones (FECEM), expuso que “creció la demanda de energía y el problema que teníamos es que las tarifas estaban congeladas”. Dijo que “ahora tuvimos un pequeño movimiento tarifario, por lo cual tenemos que realizar una evaluación para saber cómo quedamos”.

En relación a la demanda, señaló que “se necesitan inversiones en las líneas de transmisión, eso es fundamental y en las subestaciones porque en algunas zonas hay que darle más potencia”.

Comentó que “se está haciendo muchas generaciones con deliverys, ya que la línea de transmisión no permite mandar más energía entonces -directamente- en las localidades donde hay inconvenientes se puso un generador dentro de la comuna. Pero lo que se necesita es una línea que transmita más para no tener que contar con esos deliverys individuales”.

Sobre las posibles obras, apuntó que “tenemos entendido que desde la empresa provincial y desde el Gobierno están todos los proyectos presentados, pero no sabemos cuándo tendrán el presupuesto. Desde la Federación insistimos en que se hagan estas inversiones porque son muy importantes”.

Indicó que en Dos de Mayo “los consumos son muy altos y estamos al límite. Pero, no tenemos grandes problemas de cortes aunque nuestra subestación está al límite y estuvimos a punto de hacer cortes rotativos, pero todavía no se llegó a eso”.

Kusuka remarcó que “se está cumpliendo con la empresa provincial. No es mucho, pero ayudaron los pequeños aumentos tarifarios que se dieron meses atrás. Pero la situación es difícil tanto económica como financiera, justamente por la inflación, el incremento de los costos de los insumos y del salario”.

Zona Centro

Fredy Frank de la Cooperativa Alto Uruguay Limitada (CAUL) comentó que “la situación es muy crítica porque el problema es que no tenemos la energía suficiente. Estamos haciendo cortes rotativos por la tarde porque se sobrepasa la carga. Estos se extienden por media hora, una hora y hasta de tres horas”.

Mencionó que “hay más demanda de energía” y una de las mayores preocupaciones “es la falta de potencia”, remarcó. A la vez, lamentó lo sucedido con el presupuesto. “Había una obra que se estaba esperando y no se aprobó el presupuesto (nacional)”, dijo.

Por otro lado, subrayó que “estamos complicados porque el congelamiento tarifario nos golpea muy fuerte y los insumos aumentan”.

Ejemplificó que “en diciembre de 2019 un transformador costaba $59 mil pesos y hoy cuesta $130 mil, los sueldos subieron un 50% y también subieron los costos de los insumos, es decir que casi se triplicaron los gastos en los insumos, pero los ingresos se mantuvieron”.

Contó que la CAUL tiene una deuda con EMSA y a pesar de que no quiso detallar el monto, expuso que “tenemos un plan de pago y es alta la deuda. Muchas veces sacamos de otros sectores para invertir en el sistema eléctrico”.

Por su parte, Guido Weber de la Cooperativa Luz y Fuerza de Libertador General San Martín, deslizó que “nosotros no tenemos deudas ni con la materia prima como tampoco con EMSA”.

Especificó que “la cooperativa siempre fue muy austera y siempre se busca la forma de hacer frente a los gastos que demanda la distribución”; al mismo tiempo, agregó que “queda margen para inversiones, sobre todo fortalecer las redes rurales y la telemedición”.

Zona sur

Carlos Pernigotti de la Cooperativa de Luz de Concepción de la Sierra, detalló que “este año fue bastante bueno porque nos pudimos mantener al día con EMSA, los empleados y los proveedores”.

Agregó que “estamos tratando de desendeudar la cooperativa porque viene de gestiones anteriores con una deuda muy grande con la prestataria. Una deuda que está arriba de los $100 millones”.

Asimismo, recordó que “la gestión actual asumió en 2019 y desde ese año hasta hoy tratamos de mantenernos al día y estamos buscando una solución para cubrir esa deuda que tenemos con la prestataria provincial”.

En este punto, Pernigotti contó que “le ofrecimos un acuerdo para poder quedar al día con la empresa provincial”.

Demanda
La mayor demanda en Concepción de la Sierra “es el mantenimiento de las líneas porque tenemos mucha electrificación rural y eso genera mucho gasto”, contó Pernigotti

2.200

kilómetros de líneas rurales abarca la CAUL, ya que el 70% es zona rural. 

Tarifa
“Lo que pedimos las cooperativas es una tarifa acorde al momento. Nos autorizaron unos pequeños aumentos y eso nos permite mejorar la recaudación y comprar materiales”, indicaron.

Primera Edición.