Denunció que su hija de 3 años fue abusada por su primo adolescente

Una docente de la localidad de Campo Viera denunció que su hija de 3 años habría sido abusada sexualmente por un primo de 16, al tiempo que alertó que otra nena de 4 años -también prima del sospechoso- podría haber sufrido el mismo calvario.

La progenitora aseguró que su pequeña se encuentra muy traumatizada y cuestionó la demora en la instrucción de la causa, ya que hasta el momento el implicado ni siquiera fue citado por el juzgado interviniente.

Asimismo, mencionó que tiempo atrás el mismo menor le solicitó fotos íntimas a su hija de 12 años, lo que fue informado a los padres, aunque tampoco habrían tomado cartas en el asunto. 

La denuncia por presunto abuso sexual fue radicada el viernes pasado ante la Comisaría de Campo Viera, sumario judicial 302/21.

En diálogo con El Territorio, la madre de la nena se mostró muy afectada por la situación, al punto que días atrás tuvo que ser internada por un pico de presión alta.

“Mi hija está traumatizada y toda la familia está en shock, pero el acusado sigue con su vida con total normalidad como si no hubiera hecho nada. Si bien es menor y no va quedar preso, al menos que la Justicia lo someta a pericias porque así es un peligro. Ya tiene antecedentes”, subrayó.

En tanto, cuestionó el rol de la abuela paterna, en cuyo domicilio se produjo el incidente, la cual en primera instancia habría tratado de minimizar el hecho y hasta le recriminó a la nena por “el escándalo” que hizo.

“Mi hija me contó que la abuela escuchó su grito, fue a ver qué pasaba y le retó para que no cuente y que no haga escándalo. Para mí eso es encubrimiento. Es gravísimo”, remarcó indignada.   

Habría reconocido

Según la progenitora, cuyos datos se preservan para no revictimizar a la menor, el viernes pasado su hija de 3 años fue de visita a la casa de su abuela paterna junto a una primita de 4 años. En el lugar también se hallaba un primo de ambas, de 16 años.

“Mi nena me contó que el primo las llevó a una piecita del fondo, que no se ocupa y les dijo que les daría una sorpresa”, indicó.

La niña, siempre según el relato de su mamá, contó detalles aberrantes del accionar del adolescente, quien en un momento habría tratado de penetrar a la pequeña.

“Ella sintió dolor y gritó tan fuerte que la abuela escuchó y fue a ver. Mi nena empezó a llorar, no entendía nada. Yo me entero que algo pasó porque me llamó mi cuñada, la mamá de la otra nena, diciendo que mi nena lloraba y pedía por mí. Ahí la fui a buscar y cuando llegué mi nena y la primita estaban las dos solas esperando en la vereda. Mi cuñada y mi suegra lo llevaron al chico a la casa para que no se cruce conmigo ni mi marido”, explicó.

En tanto, mencionó que desde un primer momento el sospechoso habría reconocido el abuso, puesto que fue hallado casi in fraganti y con las dos nenas con sus prendas íntimas bajas.

Consultada al respecto, la denunciante no supo precisar si su cuñada, la madre de la otra menor, radicó la denuncia.

“La verdad que estuve varios días muy mal, muy shockeada. No sé lo que hizo ella. Lo que me llegaron a decir es que el sobrino en ningún momento negó lo que hizo. Pero se excusó con que está enfermo, según lo que me dijo mi suegra”, puntualizó.

Situaciones previas

A una semana de su denuncia, que se instruye en la comisaría de Campo Viera, la docente reclamó que se realice la Cámara Gesell antes de la feria judicial de verano, ya que su hija está muy afectada por la situación. Por el momento la causa está caratulada como abuso simple.

“Estamos viviendo un calvario. Primero mi nena no podía sentarse. Ahora no quiere ir al baño porque le duele, le cuesta dormir y empezó a tartamudear. Por mi cuenta

le estoy llevando a una psicóloga que me dijo que hubo situaciones previas. O sea que no fue la primera vez, pero parece que esta fue la primera vez que intentó penetrarla. Estamos destrozados como familia”, lamentó.

Asimismo, señaló que “hace un tiempo tuvimos un problema porque el mismo chico le pidió fotos desnuda a mi nena de 12 años. Hablamos con los padres, pero no hicieron nada por lo visto”.

El Territorio.