Desagotan un pozo en el centro de Oberá en busca de restos de Mario Golemba

Bajo la supervisión de la jueza Federal de Posadas María Verónica Skanata y la fiscal Federal Silvina Gutiérrez, en estos momentos peritos de fuerzas federales desagotan un pozo de agua abandonado en busca de restos de Mario Fabián Golemba (27), visto por última vez el 27 de marzo de 2008.

En el octavo día consecutivo de operativo, la actividad se focaliza en una propiedad de calle Larrea al 500 de la ciudad de Oberá, a metros de donde ayer se realizaron sondeos y excavaciones.

“Según averiguaciones, el cuerpo de Golemba habría sido desechado en el pozo de la propiedad, que tendría poco más de diez metros de profundidad. Por ello se cuenta con los servicios de un camión atmosférico para desagotar el pozo. En paralelo se está pasando el georradar por el patio”, precisó un vocero del caso.

De las tareas participa personal de Gendarmería Nacional Argentina (GNA), Prefectura Naval (PNA), Policía Federal (PFA) y del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación.

En la víspera, más allá de que aún no se hallaron restos, Eliezer Golemba -hermano de la víctima- destacó la labor que viene realizando la justicia federal, luego de que la causa prácticamente no tuvo avances durante los trece años que estuvo bajo la órbita del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

“Esta causa recién empieza y suena raro decirlo después de catorce años, pero la investigación seria comenzó el año pasado cuando pasó a la justicia federal, y fíjense todo lo que se logró en un año. En este corto tiempo el expediente reunió más cuerpo que durante más de una década en manos de la justicia provincial. Es una falta de respeto decir que lo anterior fue una investigación. Esta es una investigación”, remarcó en diálogo con los medios presentes en el lugar.

El Territorio.