Desde el 4 de octubre juzgarán a los siete acusados de matar a D’Amico

Los últimos meses de este 2021 el Tribunal Penal de esta ciudad tiene una agenda cargada en lo que refiere a juicios. No son muchos pero son causas importantes por la cantidad de imputados.

Tal como lo publicó este Diario, en noviembre se debatirá el caso Wasyluk en el que están imputados trece efectivos policiales. Pero antes, en octubre y con otros siete acusados, se ventilará en juicio oral y público el crimen de Nicolás D’Amico (35), asesinado en una carnicería de Oberá y luego incinerado dentro de su automóvil en jurisdicción de Leandro N. Alem.

Si se tiene en cuenta la cantidad de imputados, sus respectivos defensores, secretarios, fiscal y miembros del tribunal, no va ser posible realizar ese debate en la sede tribunalicia de calle Maipú casi Bolivia. La fecha de inicio está fijada para la primera semana de octubre. Por ello las autoridades buscan mientras tanto un lugar idóneo que pueda albergar a esa cantidad de gente. Asimismo, ese sitio probablemente sea el que al mes siguiente albergue las audiencias del caso del hombre (Wasyluk) que murió tras una golpiza en la comisaría Primera de Oberá, que inclusive tendrá una mayor presencia de actores.

Por el crimen de “Junior” D’Amico hay siete personas acusadas. Diego Ramón Benegas (38), Jonathan Emanuel Gutiérrez (29), Gustavo Germán Benegas (34), Gustavo Ramón García (30), Diego Orlando Gutiérrez (31), Guillermo Andrés Burkiewicz (33) y Guillermo Sebastián Rockenbach (33).

Diego Ramón Benegas y Jonathan Emanuel Gutiérrez están acusados por el delito de “homicidio agravado por haber sido cometido por alevosía y en concurso premeditado de agentes”. A Gustavo Germán Benegas, Gustavo Ramón García y Diego Orlando Gutiérrez los acusan por “encubrimiento agravado”.

En tanto a Guillermo Andrés Burkiewicz y Guillermo Sebastián Rockenbach los juzgarán por “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y entrega de arma de fuego a quien no acredita la condición de legítimo usuario”.

A Diego Benegas se lo acusa como autor de “homicidio agravado” por haber sido cometido con alevosía y a Jonathan Gutiérrez por “encubrimiento”. En cuanto a Gustavo Benegas (hermano de Diego, se le imputa el delito de “encubrimiento agravado”, lo mismo que a Gustavo García y a Diego Gutiérrez, hermano de Jonathan Gutiérrez.

En el caso de Andrés Burkiewicz, cabo de la Policía provincial se lo acusa de “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil”, y habérsela entregado a Guillermo Rockenbach, también imputado.

Todos llegan en libertad al juicio. Los dos principales acusados fueron excarcelados en 2019 luego de una serie de planteos de la defensa.

Muerto a golpes
Los hechos transcurrieron el 30 de octubre de 2015, cuando Nicolás D’Amico llegó a la carnicería y abasto ubicada sobre la avenida Las Américas casi salto Sokalski de Oberá. Era el representante de un frigorífico de Lobos, provincia de Buenos Aires y se presentó a hablar con el dueño para cobrar una deuda de al menos 350 mil pesos por reses de vaca.

Según consta en el expediente de elevación a juicio, entre las 19.40 y las 21, dentro del predio D’Amico fue golpeado y azotado con un hierro galvanizado por Diego Benegas y Jonathan Gutiérrez.

Luego lo cargaron en el baúl del Volkswagen Bora de la víctima y conducido por Diego y secundado en otro automóvil por Jonathan, lo llevaron hacia el Paraje El Chatón, donde a 300 metros de la ruta nacional 14 rociaron con combustible el Bora con el cadáver adentro. Sólo las pericias de ADN pudieron confirmar que el cuerpo calcinado era el de D’Amico.

Primera Edición.