Detuvieron a un conocido comerciante por supuestas amenazas a policías

En las últimas horas trascendieron videos donde se observa a dos efectivos de la Unidad Regional II de Oberá, una mujer y un hombre, quienes durante más de seis minutos trataron de reducir a un conocido comerciante de avenida Libertad.

El hecho se registró a las 1.15 del último sábado, frente al local de Mariano S. (47), propietario de un quiosco ubicado en la citada arteria, quien fue detenido por presuntas amenazas y resistencia a la autoridad. El domingo a media tarde recuperó la libertad, tras 15 horas tras las rejas.

Desde la UR II informaron que el procedimiento se originó cuando el personal policial se hallaba realizando un puesto fijo, circunstancia en que el propietario del local en cuestión comenzó a tomarles fotografías.

Por su parte, en uno de los videos que trascendieron por las redes sociales se escucha que el comerciante argumenta que vive en el lugar y que se hallaba en la vereda de su casa, ubicada sobre el comercio.

Mientras que los uniformados trataban de reducirlo, el hombre pedía auxilio y gritaba “me quieren secuestrar porque estaba sacando fotos al móvil. Pero estoy en la vereda, en la vía pública”.

En tanto, afirmaba que padece epilepsia y pedía su medicación ante la inminencia de un ataque y convulsión.

El parte oficial

Según informaron desde la UR II, cuando el comerciante comenzó a sacar fotos del personal policial e insultarlos, éstos le habrían solicitado “que se retire e ingrese a su local, haciendo caso omiso y continuando con su mala actitud, manifestando además “que se creen ustedes manga de lagartos, no saben con quién se están metiendo, no me conocen a mí y de lo que soy capaz, soy hermano del concejal S. Les voy a mandar a carpir a los dos, mi hija es abogada y se va a encargar de romperle el c. Le conozco a la jueza y voy a hablar con ella, me voy a encargar que ustedes no sean más policías”, por lo que debido a ello y al no poder entablar un diálogo, se procede a su detención”, cita el parte al que accedió El Territorio.

Además, desde la Policía dejaron constancia que el comerciante opuso una “tenaz resistencia debiendo utilizarse la fuerza mínima e indispensable, donde al momento que se logra su aprehensión, éste se tira al suelo y se lastima su rodilla derecha, por lo que se logra levantarlo y trasladarlo al móvil policial. El detenido es examinado por médica policial, quien solicitó se lo traslade primeramente al hospital Samic a fines inyectarle un calmante y posteriormente alojado en Comisaría Seccional Tercera, quedando a disposición de la Comisaria seccional Primera por razones jurisdicción”.

El Territorio.