El cuerpo de Josías Galeano fue entregado en Oberá tras 81 días

Tras 81 días de permanecer en la Morgue Judicial de Posadas, la policía entregó el cuerpo del menor Josías Galeano (15) a sus padres para su velatorio y posterior inhumación. Fue tras la autopsia y una serie de exámenes forenses en el marco de la investigación por el crimen del adolescente, quien desapareció de su casa el sábado 30 de abril pasado y fue hallado sin vida el viernes 3 de junio último.

El trámite judicial para la entrega de sus restos a los progenitores fue ayer a las 18 en la comisaría Primera de Oberá. Estuvo presente para firmar un acta la madre del adolescente, Carolina Ramírez, quien dijo a PRIMERA EDICIÓN que “queremos que la Justicia investigue todas las líneas o hipótesis relacionadas a la muerte de mi hijo, que nada quede por revisar, ya sea testimonios, evidencias y otros elementos que fueron surgiendo cuando nosotros buscábamos a Josías. No puede quedar impune su muerte, sigo creyendo que si alguien está suelto y es responsable la Justicia debe tomar cartas en el asunto”.

Por su parte, el padre del menor, Cristian Galeano, expresó que “nos gustaría que todos aquellos que estuvieron con nosotros desde el comienzo pidiendo Justicia, estén presentes en el cementerio para acompañar y darle el último adiós a Josías. Solamente Dios da consuelo y yo creo en la Justicia Divina”.

En cuanto a las novedades en el expediente se supo que la defensa del único acusado que tiene la causa apeló la prisión preventiva que dictó días atrás el juez de Instrucción 2 de Oberá, Horacio Alarcón. Ahora será la Cámara de Apelaciones de la provincia la que resuelva en última instancia. La resolución firmada por el magistrado imputó por “homicidio” a Rogelio “Koki” Texeira, de 26 años. En su momento el joven se abstuvo de declarar. En su resolución el magistrado ponderó, entre otros indicios forenses, los dichos de dos testigos que aseguraron en sede policial y judicial que el sospechoso les confesó que mató a Josías.

Primera Edición.