El Gobierno analiza prorrogar el cierre de fronteras con países limítrofes

El viernes vence la resolución de jefatura de Gabinete publicada el 23 de diciembre que suspendió hasta este 8 de enero los vuelos desde y hacia Italia, Países Bajos, Dinamarca y Australia -considerados zona de riesgo- y cerró las fronteras y el ingreso de turistas desde los países limítrofes.

El Ejecutivo prorrogaría por otras dos semanas o hasta el 31 de enero las medidas. En el medio de rumores de más prohibiciones, el ministerio de Salud y jefatura de Gabinete tendrán la última palabra.

En la dirección de Migraciones, se realizó ayer por la mañana una reunión que contó con la presencia de la directora nacional de sanidad de Fronteras, Claudia Maies; la directora de Migraciones Florencia Carignano; el ministro de Transporte, Claudio Meoni, y los jefes de Gabinete de Santiago Cafiero; Cancillería y el ministerio de Seguridad. Paralelamente en Salud se llevó a cabo otra extensa reunión para evaluar riesgos.

“La administración de fronteras está sujeta a la autoridad sanitaria -el ministerio de Salud- mientras dure la pandemia. Lo que hay que entender es que el análisis es semana a semana y en pandemia no hay previsibilidad”, señalaron a Clarín fuentes gubernamentales que participaron de la reunión.

Los representantes del Ministerio de Salud plantearon su preocupación por el escaso control en el seguimiento del aislamiento de los argentinos que ingresaron al país durante el último mes. Durante el encuentro se analizó la posibilidad de intensificar el control a través de una aplicación para teléfonos.

Meoni pidió extender las medidas vigentes hasta el 31 de enero para dar mayor previsibilidad al sector. La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) por ahora no analiza la posibilidad de suspender las operaciones aerocomerciales internacionales. Fuentes oficiales afirmaron que desde Salud fueron los únicos que insistieron sobre la posibilidad de suspender la operación del aeropuerto de Ezeiza.

Con la resolución vigente del 23 de diciembre, solamente pueden ingresar al país argentinos y residentes, con la presentación de un test de PCR negativo en coronavirus y la realización de una cuarentena obligatoria de 10 días (a partir de la realización del examen), según la decisión administrativa de Jefatura de Gabinete.