En agosto, una familia misionera necesitó casi $29 mil para no pasar hambre

En agosto una familia misionera de dos adultos/as y dos hijos pequeños necesitó $28.509,25 sólo para cubrir su alimentación durante todo el mes.

Esto significa un +0,52% que en julio, según se desprendió del relevamiento Índice Barrial de Precios (IBP) realizado en comercios de distintos barrios populares de Posadas, Garupá, Candelaria, Apóstoles, Leandro N. Alem, Oberá, San Vicente, Puerto Rico, Puerto Esperanza, y Eldorado.

Carne, en descenso
Durante el mes pasado las subas fueron de +1,35%% en los productos de almacén, +1,44% en verduras y frutas, mientras que el rubro carnes -por segundo mes consecutivo- se encuentra en descenso con un -1,13%.

“Podemos suponer que, esto es consecuencia del cierre parcial de las exportaciones, propuesta del Gobierno, que generó rebajas en los precios de algunos cortes populares”, fue la lectura de los técnicos a cargo del IBP.

“El Gobierno nacional tendrá que seguir trabajando en velar aún más por ciertos sectores que se encuentran fuertemente golpeados por la suba precios, tanto de medicamentos y alimentos, entre otros rubros“.

“En este sentido, los jubilados, especialmente aquellos que cobran jubilación mínima, cuyos montos durante todo el año estuvieron detrás de los aumentos de precios de la Canasta Básica Alimentaria, tal es así, que la jubilación mínima se encontraba en $23,064 cuando la Canasta Básica Alimentaria (CBA) superó los $28.000. En septiembre el haber mínimo para jubilados ANSeS se ubicó en apenas $25.922,42”, se cuestionó desde el organismo al reclamar políticas inclusivas.

Primera Edición.