En Misiones la vuelta a clases estará guiada por la asistencia cuidada y la continuidad pedagógica

Este 10 de febrero, en el marco de la 115° Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE) y el Consejo Federal de Salud, el ministro de Educación Miguel Sedoff y su par de Salud, Oscar Alarcón se reunieron con los representantes de todas las jurisdicciones del país para aprobar el Protocolo Aula Cuidada y Segura para el Manejo y Control de COVID-19 en establecimientos educativos en los niveles inicial, primario y secundario.

El encuentro fue encabezado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el ministro de Educación, Jaime Perczyk y su par de Salud, Carla Vizzotti.
El protocolo elaborado por las áreas técnicas de la cartera sanitaria nacional con los aportes recibidos del Ministerio de Educación de la Nación, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, se aprobó por unanimidad y establece las medidas para la vuelta a clases presenciales en todos los niveles educativos. El protocolo instituido se basa en seis pilares fundamentales que serán clave para la presencialidad: asistencia cuidada, vacunación, uso de barbijo, ventilación, higiene y limpieza, y distanciamiento.

Por otra parte, y con la intención de garantizar los 190 días de clases, se aprobó la modificación del calendario escolar, con motivo del Censo 2022 a realizarse el próximo 18 de mayo.
“Los acuerdos formalizados hoy son esenciales para el funcionamiento de nuestro sistema educativo. Las escuelas son espacios de contención para nuestros chicos, y es por eso que trabajaremos para asegurar un regreso seguro y efectivo. Nuestra política estará basada en garantizar la continuidad pedagógica y lograr que cada vez más niños asistan a las escuelas” manifestó Sedoff.

El documento firmado por los ministros de todo el país, establece que si bien se eliminan las burbujas, ante la presencia de síntomas o malestar general asociados al COVID-19, el personal escolar y los estudiantes no deben acudir a clases y deben permanecer en aislamiento, siguiendo los criterios sanitarios vigentes. La sospecha y confirmación de casos no implicará el cierre del aula ni la interrupción de la presencialidad.

Otros puntos importantes que se visualizan en la resolución, implican el uso de barbijo obligatorio y bien ajustado a la cara durante toda la jornada educativa en especial en espacios cerrados, ventilación adecuada y constante, limpieza regular de los ambientes e higiene de manos.