En Oberá siguen reclamando justicia por “Flaco”

La Protectora de Animales  Patitas Felices, de Oberá, reitera el pedido de justicia en el caso de “Flaco”, el perro rescatado en total estado de abandono y que falleció luego de agonizar más de diez días.

En su momento se radicó la denuncia penal, pero la causa nunca avanzó, afirman integrantes de la Protectora.

A menos de cuatro meses de cumplirse el rescate de Flaco, el sentimiento de culpa en el pecho y el dolor en el corazón siguen presentes. Un caso que fue olvidado , porque para todos es un perro más y como él durante este tiempo hubo muchos más, pero de nada habría servido elevar causas penales en un sistema de justicia que no funciona, un sistema que está roto, donde las personas pueden andar por la vida haciendo daño a los demás sin que les caiga el peso de la ley” expresó Yenifer Heppner, referente del grupo.

La joven, comprometida con la problemática que no cesa, recuerda el caso como uno de tantos, en los que se intentó llamar a la reflexión comunitaria.

Flaco era un ser vivo, sentía lo que le pasaba, luchó por dos semanas internado con suero, sondas, acupuntura, medicación , todo y más de lo que pudimos lo hicimos pero el daño era irreparable. Le prometí y muchas personas en su momento también, que se haría justicia, para que sirva de precedente ante muchos casos de maltrato y abandono futuros, pero no tuvimos respuesta, nadie nos escuchó, la vida siguió su curso y las personas siguen haciendo daño” confesó.

“Todos de alguna manera le debemos algo a Flaco, principalmente quienes fueron espectadores de su sufrimiento y no hicieron nada. Pero hay una parte de todo ese público que nos acompañó en su corto trayecto y el último de su vida, que lo recuerda con el mismo dolor e impotencia que el primer día, principalmente yo, por no haber podido hacer más, por no lograr justicia” lamentó.

La Protectora no detiene su tarea solidaria, tarea de amor y el caso de Flaco, lejos de desanimar al grupo, afianzó la decisión de seguir luchando por erradicar el maltrato animal, promover la tenencia responsable, asistir a los perros y gatos abandonados, entre otros. “Él (Flaco) descansa en paz, supongo que ese es mi único consuelo. La lucha por los sin voz se fortaleció desde ese 5 de diciembre del 2021. No dejaré de hacer escuchar mi voz y seguir soñando con que se hace justicia” subrayó Heppner.

Primera Edición.