En una semana otros once animales fueron víctimas del tránsito en el Parque Nacional Iguazú

Los atropellamientos de animales en las zonas protegidas y en las rutas misioneras cercanas a éstas es una preocupación tanto para conservacionistas como para los gobiernos provincial y nacional.

Ayer el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, firmaron convenios para tomar acción sobre este flagelo, ya que sólo en esta semana murieron atropellados dos ocelotes, uno de ellos hembra y preñada, el primero en El Alcázar y la segunda en Puerto Iguazú, además hubo 11 atropellamientos de otros animales en rutas protegidas.

Con respecto a este tema, Jorge Anfuso, director del Centro de Rehabilitación y recría Güira Oga de Puerto Iguazú, explicó a la radio de Primera Edición que ven con gran preocupación el tema de los atropellamientos “esta semana nada más tuvimos el atropellamiento y muerte de dos ocelotes, que toman más relevancia por ser especies protegidas y porque una de ellas estaba preñada, pero además de los dos ocelotes hubo 11 atropellamientos más en esta semana. Especies como zorros, osos meleros, comadrejas que en la selva, la comadreja cumple una función importante en la red alimenticia de los grandes predadores y si se les terminan estas presas van a ir a la propiedad del hombre a buscar alimento, como pasó hace algún tiempo con el yaguareté que terminó cazando vacas, que es lo que más a mano tiene, y empiezan a surgir problemas, todo vale y cuenta y sirve para que haya un equilibrio natural dentro de ese complejo ecosistema, entonces la falta de un eslabón comienza hacer mella en el resto”, explicó.

Algunas rutas monitoreadas

Anfuso también contó que los rescatistas del Güira Oga se enteran de los atropellamientos en las rutas monitoreadas por el trabajo que vienen haciendo, “estamos trabajando junto a Gendarmería Nacional, la Policía provincial y los guardaparques recorriendo las rutas y si no las recorremos nosotros, los móviles oficiales de las fuerzas de seguridad que lo hacen por su trabajo nos informan, entonces nosotros vamos al kilómetro dónde nos informaron y ahí tenemos la noticia de lo que levantamos”.

“Esta semana murieron tres osos meleros, que es el oso hormiguero chico, es terrible lo que pasa y es constante y eso que estamos en una zona monitoreada, no me quiero imaginar las zonas que están desprotegidas de monitoreo, es decir aquellas zonas donde uno no tiene el control como para poder tener la información de la cantidad de animales atropellados”, indicó.

Medidas sencillas

Para Anfuso deberían tomarse medidas simples y no costosas para controlar que se respeten los límites de velocidad en las rutas de áreas protegidas “como poner peajes con entrega de tickets en cuatro puntos fundamentales al ingreso de la ciudad de Iguazú, en el Parque Nacional, en la ruta 101 y en el aeropuerto, los autos se registran y se toma la patente y el horario de llegada y de salida entonces cuando llega al otro puesto se puede saber si excedió el límite de velocidad y si lo hizo, cobrarle una multa”, explicó.

Para Anfuso es necesario tomar medidas urgentes y con metodologías sencillas “porque en la situación económica que está el país ahora es casi imposible armar pasafaunas, reductores de velocidad, radares, son obras caras y a largo plazo y necesitamos medidas que funcionen ahora para evitar que sigan muriendo animales en las rutas, sólo en el parque Provincial Urugua-í en el ingreso, que tiene intervención y pasafauna, el año pasado murieron cinco tapires, los radares tampoco funcionan”, dijo.

Primera Edición.