Estacionó cuatro minutos y cuando volvió notó que le robaron 450 mil pesos

Sucedió alrededor de las 11:30 de hoy. Roberto Díaz estacionó su camioneta Volkswagen Amarok sobre calle Santa Fe al 300, casi Rivadavia, para realizar un trámite que no le demandó más de cuatro minutos. Además, el o los malvivientes le sustrajeron un teléfono celular, tal como denunció este mediodía ante la Seccional Primera de Oberá.

En diálogo con El Territorio, el damnificado reconoció que al descender del vehículo no trabó las puertas porque estaba apurado y sabía que no demoraría mucho.

“Era ir y volver, y tardé tres o cuatro minutos, pero cuando regresé a la camioneta noté que me robaron 450 mil pesos y el celular. Nunca me imaginé que podría pasar eso porque es pleno centro. Me confié y me costó demasiado caro”, lamentó.

En tanto, precisó que el dinero era suyo y estaba destinado a una inversión.
En la zona existen varias cámaras de seguridad, aunque entrada la tarde desde la Unidad Regional II no le habían informado novedades al respecto, agregó.

Hace dos semanas, en un hecho similar, Pablo Galeano denunció que le robaron 1.400.000 pesos, entre moneda nacional y dólares, además de una computadora y títulos de vehículos de la empresa de logística de la cual es apoderado.

Esa mañana estacionó su Toyota Hilux sobre avenida Italia, frente a la Terminal de ómnibus, a donde se dirigió para enviar una encomienda a Buenos Aires. Al regresar al vehículo constató que le rompieron la ventanilla del conductor y le sustrajeron la mochila con el dinero.

Un vendedor de chipas fue testigo directo y prestó declaración, pero hasta el momento no hubo avances en la investigación policial.

El Territorio.