Estafadores en Misiones y trapitos en Bolivia: la pareja podría recibir hasta seis años de prisión

Tras engañar a todo Misiones, Leticia Zapata y Matías Poberezny, la pareja que estafó a decenas de misioneros al inventar un cáncer y luego huir con $400 mil de donaciones, finalmente ya se encuentran tras las rejas en Posadas. El abogado Ramón Grinhauz indicó que en este caso se puede hablar de una pena de alrededor de 6 años.

Ambos fueron detenidos el martes en Bolivia y esta madrugada arribaron a la capital provincial para ser indagados el próximo lunes por el juez Miguel Mattos del Juzgado de Instrucción 7 de Posadas.

Al respecto, el abogado Ramón Grinhauz indicó que en este caso se puede hablar de una pena de alrededor de 6 años. “Todos los medios que sirvan para engañar a una persona y obtener un resultado ilícito se configuran como una estafa”, relató en una entrevista.

En este sentido, aclaró que también se pueden dar casos de concurso de delitos, donde hay un doble accionar criminal, como el caso de esta estafa en Misiones. Por ejemplo, la falsificación de un documento luego utilizado para estafar a alguien, como es el caso de Zapata, puede derivar en una sumatoria de años de condena al momento del juicio.

El abogado Grinhauz también indicó que en el caso particular de Zapata, él estima una pena máxima de 6 años. “Acá tenemos una pena máxima de seis años. El juez cuando va a dictar sentencia, de acuerdo a los antecedentes que tenga la persona, tendrá en cuenta otros factores”, añadió.

LOS ESTAFADORES YA ESTÁN EN MISIONES  ESTAFADORES EN MISIONES

Acerca de los detalles a tenerse en cuenta durante la investigación y sentencia, indicó que el juez a cargo del caso considerará seguramente los antecedentes penales de ambas personas involucradas, las circunstancias del delito y los damnificados por la estafa. Asimismo, agregó que en estos casos las personas dañadas por el accionar de esta pareja pueden realizar la denuncia si así lo desean pero que al ser un delito público el fiscal cuenta con las herramientas suficientes para iniciar la investigación.

La estafa en Misiones

La oncóloga Paola Flores desmintió haber escrito el certificado que Leticia Zapata publicó en sus redes sociales, para confirmar su supuesto diagnóstico. Desde el Hospital Madariaga revelaron que la presunta paciente no está empadronada en el nosocomio y por lo tanto jamás se atendió ahí. La campaña solidaria logró reunir más de $350 mil, el dinero que aseguraba necesitar para realizar tratamiento experimental contra el cáncer en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires.

Una campaña solidaria. Decenas, centenas y hasta tal vez miles de misioneros donando dinero, dejando de darse un gusto o hasta de satisfacer alguna necesidad básica, con el fin de darle una mano a alguien que pedía desesperadamente ayuda, nada más ni nada menos que para seguir viviendo. Medios de comunicación nos hicimos eco de una publicación que se viralizó en redes sociales y en los servicios de mensajerías y que conmovía hasta al más insensible. Una película que parecía tener un desenlace feliz durante la mañana de este lunes, pero que con el correr de las horas fue mutando. Un final que todo apunta terminará por desembocar en uno de los peores episodios de estafa que se recuerde en la historia moderna de Misiones.

“Hoy dolorosamente tengo que pedir de una pequeña colaboración, por más mínima que sea para poder lograr el objetivo de juntar los $350.000 para poder continuar mí tratamiento oncológico en el Hospital Alemán de Ciudad de Buenos Aires”. Así arrancó Leticia Zapata su publicación en su cuenta de Facebook el pasado 8 de julio donde contaba que necesitaba viajar para realizar un estudio médico experimental, supuestamente su única esperanza para mejorar su esperanza de vida.

“En el hospital Madariaga de Posadas, todo el personal de salud hizo lo humanamente posible, pero el cáncer de cuello uterino que padezco está en fase 4 y si bien pase por quimio, radioterapia y braquiterapia, los resultados no fueron positivos y solo me queda la esperanza del Hospital Alemán, dónde están experimentando con un nuevo tratamiento para casos avanzados como el que yo sufro. No cuento con los recursos necesarios, ni prepaga, ni obra social y entiendo que muchos pueden desconfiar, no me conocen, pero quién quiera llamarme, hacerme una videollamada, lo que fuese, yo les puedo brindar mí número. Ojalá no tuviese que pedir ayuda, ojalá no estuviera enferma, y lo más importante ojalá pueda sanar. A quien quiera o pueda colaborar, les dejo mis datos, con la esperanza de que si 3500 personas me colaboran con $100 cada una, podría lograr el objetivo”, concluía su conmovedor testimonio.

Cuando la oncóloga Paola Flores empezó a recibir mensajes de sus colegas advirtiéndole por una publicación recaudatoria en redes sociales que incluía un certificado médico con su firma y advertía que su nombre aparecía involucrado en un engaño, la mentira empezaba a salir a la luz, pero ya era tarde. Más de 360 mil pesos habían sido donados para colaborar con la joven, un dinero cuyo futuro hoy aparece como incierto.

En diálogo con Misiones Online, Flores denunció que Zapata falsificó un certificado médico con su letra y firma, documento que compartió en su cuenta de Facebook para así acreditar su supuesto diagnóstico. “Ese certificado es falso”, sentenció la doctora que integra el equipo médico del Hospital Madariaga de Posadas, quien recientemente confirmó a este diario que realizó la denuncia correspondiente tras conocerse la adulteración del documento a su nombre.

También, al ser consultados por este medio, desde el Madariga revelaron que Zapata no aparece en el padrón de pacientes de ese centro de salud y por lo tanto jamás se atendió ahí e hizo un tratamiento contra el cáncer, tal como aseguró en un primer momento.

Misiones Online.