Familiares de Darío González esperan el resultado de autopsia

Luego de tres semanas de espera, lapso que demandó la designación e intervención de un perito externo tras la inhibición de los profesionales del Cuerpo Médico Forense, se realizó la autopsia sobre el cadáver de Ángel Darío González (37), quien falleció el pasado 31 de julio tras ser apuñalado y luego intervenido quirúrgicamente en el Hospital Samic de Oberá.

En consecuencia, el último miércoles la familia de la víctima recepcionó los restos y se realizó la inhumación en el Cementerio La Piedad de Oberá. En tanto, aún se aguarda el informe del forense de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que estuvo a cargo de la autopsia. Participaron dos veedores de la Provincia.

Al respecto, un vocero del caso mencionó que “el resultado de autopsia permitirá confirmar las causas del deceso y establecer la responsabilidad del agresor inicial, quien apuñaló a González, como también si las hubiera por parte del médico que operó a la víctima antes del fatal desenlace”.

Precisamente, como publicó El Territorio, todos los forenses del Poder Judicial de Misiones se inhibieron de realizar la autopsia ya que previo al deceso la víctima fue operado por otro integrante del mismo Cuerpo Médico Forense.

Asimismo, trascendió que la historia clínica tendría discordancias y no se descarta que haya existido mala praxis. En ese contexto, para garantizar la transparencia del proceso el Superior Tribunal de Justicia (STJ) solicitó la intervención de un perito de GNA proveniente de otra jurisdicción.

“Todavía no sabemos de qué murió mi hermano, pero esperamos que se sepa la verdad y se haga justicia. Por lo menos ya lo pudimos despedir”, comentó Noemí González.

Las dudas
El examen forense permitirá determinar la causa del deceso, ya que si bien desde un primer momento se informó que González recibió dos puñaladas, todavía no está claro en qué zona sufrió las mismas y qué daño le ocasionaron.

Víctor De Olivera -hermano y testigo del hecho- indicó que la víctima padeció dos puntazos en la espalda.

Incluso, la familia aportó fotos de la campera donde se pueden observar dos tajos que habrían sido ocasionados en el ataque. Contrario a ello, desde el Hospital Samic informaron que la causa del deceso obedeció a una “herida de arma blanca en el abdomen” que afectó los riñones.

En tanto, en el informe de prensa difundido por la Unidad Regional II la médica policial en turno diagnosticó “dos lesiones punzocortantes, derecha e izquierda, en región torácica”. Consultado al respecto, De Olivera ratificó lo que declaró en sede policial y afirmó que agresor atacó a su hermano por la espalda.

El ataque
Ángel Darío González fue atacado a puñaladas el pasado sábado 30 de julio, cuando se movilizaba en moto con su hermano.

El agresor fue identificado como Braian Sebastián W. (20), quien permaneció prófugo dos días, hasta que el lunes 1 de agosto se presentó junto a su abogada en la Seccional Quinta y quedó detenido.

El caso que se investiga se registró el sábado 31 de julio, alrededor de las 18.30, sobre calle 6 del barrio San Miguel de Oberá.

Al momento del hecho, Víctor De Olivera conducía su moto y su hermano iba de acompañante.

“Justo íbamos pasando despacio frente a la peluquería de un amigo y en eso Darío me dice que le hincaron en la espalda. Yo no entendía nada, y veo que el asesino salió corriendo. Paré la moto y ya vi la sangre. Le perforó la campera que tenía. Todavía no entendemos por qué hizo eso. Mi hermano era un hombre trabajador, no se merecía morir así”, subrayó.

El Territorio.