Fue a predicar y lo dejaron inválido de un fuerte golpe

La policía busca a un individuo acusado de ocasionarle graves lesiones a un vecino porque intentó “predicarle la palabra de Dios”. En tanto que al allanar el domicilio del sospechoso, los efectivos descubrieron que tenía cocaína y pedra acondicionada para su venta.

El operativo para dar con el presunto agresor y que derivó en la incautación de droga fue el pasado fin de semana en una vivienda del barrio El Triunfo de Puerto Esperanza. El dueño de casa no se hallaba en el lugar, pero ya está identificado.

Todo se inició con una denuncia que radicó el pasado viernes un hombre de 37 años en la comisaría local, manifestando que hace unos meses fue atacado por el ahora fugitivo de un culatazo con un arma de fuego en la cabeza.

Pasó el tiempo y ahora la víctima mostró evidencias que darían cuenta que sufre secuelas físicas graves por aquel ataque, por lo que la Justicia ordenó la detención del acusado y la requisa del inmueble donde reside.

Según pudo averiguar PRIMERA EDICIÓN mediante sus fuentes, el individuo señalado como el culpable de las lesiones al vecino y de acopiar cocaína para su venta es de nacionalidad paraguaya y responde al alias de “Yoni”.

“Vos me vas a predicar”

El denunciante relató a la policía que a mediados del año pasado ingresó al SAMIC Eldorado, y permaneció internado a raíz de lo sucedido.

Concretamente dijo que al pasar frente a la casa de su vecino ”Yoni” en el barrio El Triunfo de Puerto Esperanza, se acercó a saludarlo y a predicarle la palabra de Dios. Luego agregó que continuó su camino juntamente con su pareja y otros feligreses hasta llegar hasta detrás de la escuela BOP 89, cuando de repente frenó un automóvil Chevrolet Astra negro y descendió del mismo “Yoni” y le dijo textual “vos me vas a predicar” y lo golpeó detrás de la cabeza con la culata de un arma de fuego, color negro, aparentemente pistola 9 milímetros, para luego retirarse del lugar, siempre de acuerdo a la denuncia.

Tras unos meses y realizarle estudios a la víctima le detectaron “varios tejidos dañados a raíz del golpe en la zona parietal posterior izquierda que podrían responder a lesiones de estado agudo”, por tal motivo no puede realizar sus actividades cotidianas con total normalidad. Un médico policial estableció que presentaba “traumatismo contuso en cráneo hace seis meses. Enfermedad desmielizante”.

Hallazgo del arma y la droga

El viernes a última hora la policía allanó el domicilio de “Yoni”, quien tiene 36 años, en el barrio El Triunfo, lugar donde tras registrar el interior de una habitación se secuestró un arma de fuego calibre 38, tipo revólver Taurus Brasil y cuatro proyectiles del mismo calibre, relacionado al hecho de violencia.

Luego, en el interior de un ropero entre prendas de vestir se halló dentro de una mochila una barra de cocaína, nueve envoltorios pequeños con sustancia similar y dentro de un tupper pasta base (crack o pedra). La cocaína arrojó un peso de 638 gramos, y la otra en forma de crack o pedra 1,992 kilogramos.

Además se incautaron dos balanzas digitales de precisión, bolsitas de polietileno, gomitas elásticas y una jarra de aluminio conteniendo una sustancia amarronada derretida donde se haría el corte, tres teléfonos celulares y 76.470 pesos.

Primera Edición.