Gran parte de la Zona Centro quedó sin luz por caída de la línea de 132 kv

Alrededor de las 15 de ayer salió de servicio la línea de 132 kv que provee de energía a la Cooperativa Eléctrica Limitada Oberá (CELO). La misma se extiende desde Gobernador Roca hasta Oberá.

La caída se prolongó durante largas horas, afectando no solamente a Oberá sino a otras localidades de la Zona Centro.

Al respeto, EMSA atribuyó el problema a “las fuertes lluvias que azotan la provincia”.

Y detalló que además de Oberá, afectó a San Javier, Alem, 25 de Mayo y áreas de influencias de las proveedoras locales como la CELO.

Hubo restituciones parciales y rotativas de aproximadamente una hora, mientras el personal de Energía de Misiones buscó las fallas en el trazado.

Sin embargo, hasta altas horas de la noche de ayer, había muchas zonas que continuaban sin luz.

Sin agua potable

A partir de no haber energía eléctrica, terminó suspendiéndose también la provisión de agua potable.

Desde el Sector de Agua Potable de la CELO comunicaron que “debido al prolongado corte de energía eléctrica, que impide el normal funcionamiento de los sistemas de bombeos, y para evitar el progresivo vaciamiento de la cisterna, se han cerrado los siguientes sectores : ruptor Chile, barrio Docente, barrio Yerbal Viejo, Ecológico, barrio Krause, Oberá VII, tanque del barrio 180 Viviendas y Londin”.

Los sectores menos afectados fueron el microcentro obereño y el Hospital SAMIC.

Primera Edición.