Hallan U$S 500.000 en un avión que estaba por despegar de Iguazú

Casi medio millón de dólares fueron incautados ayer por la mañana ocultos dentro de un avión privado, en medio de un operativo de control de Aduana, junto a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), en el Aeropuerto Internacional Cataratas del Iguazú. 

Dentro de la aeronave, que  de acuerdo a las pesquisas tenía destino a Brasil y que había llegado desde Apóstoles, viajaban dos pilotos y un pasajero, todos brasileños, y los tres fueron demorados varias horas por la Justicia Federal en el marco de una causa por tentativa de contrabando de divisas, agravado por la cantidad de personas.

Partes del avión estaban mal ensambladas, lo que llamó la atención de los agentes. Intervinieron integrantes de Afip-Aduanas y de Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Mediante averiguaciones realizadas por este matutino con fuentes que intervienen en la causa, trascendió que el dinero de contrabando iba oculto en el cuerpo de uno de los tripulantes, como así también en los asientos de la aeronave.

La reconstrucción hecha por los distintos voceros consultados indicaron que el hallazgo se produjo ayer cuando trabajadores del aeropuerto internacional procedieron a requisar una aeronave proveniente de Apóstoles y que tenía como destino final a Itapema, en Brasil.

Al iniciarse el control de los pilotos y el pasajero, los agentes de la Aduana y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) encontraron el dinero, no sólo escondido en el cuerpo de uno de los tripulantes, sino en el respaldo y en la parte de abajo de los asientos del avión.

El despliegue se concretó ayer por la mañana.

Lo que llamó poderosamente la atención de los investigadores fue que una parte del tablero de la cabina estaba mal ensamblada, con sectores que no coincidían en su armado, por lo que decidieron profundizar la requisa. 

Hasta el cierre de esta edición se habían contabilizado 490.000 dólares estadounidenses y en la continuidad con las pesquisas   también se encontraron reales en cantidades a determinar.

Por el caso, se labraron actuaciones en el marco de la ley 22415, con intervención por jurisdicción del Juzgado Federal de Eldorado, que es subrogado durante la feria judicial por el Juzgado Federal de Oberá. 

Las investigaciones ahora girarán en torno a establecer el origen del dinero, como así también los antecedentes de los responsables del traslado de las divisas.

Hasta anoche se habían contabilizado 490.000 dólares.

En torno a esto se sabe que los dos pilotos tienen 46 y 33 años y viven en Itapema, ciudad brasileña de destino del vuelo. Mientras, el pasajero es un conocido abogado y empresario  de Camboriú, de 39 años, que no tiene antecedentes en la Justicia. 

Por lo pronto, los tres ocupantes del avión quedarán supeditados a la investigación y aguardarán el proceso investigativo en libertad. 

En tanto, la próxima semana, de así considerarlo conveniente, será el juez Miguel Ángel Guerrero el encargado de tomar declaración indagatoria a los acusados y continuar con las investigaciones. 

Si bien el delito que se investiga preliminarmente es contrabando de divisas, no se descarta que a partir de pesquisas más exhaustivas, pueda cambiar a lavado de activos. Pero esto quedará sujeto a los avances en la causa.

El Territorio.