Homicidio de Darío González en Oberá: “Tenemos mucha indignación por la falta de respeto de la justicia”

“Mi mamá esta destrozada, la veo re mal porque ya había perdido a uno de mi hermanitos que padecía cáncer, a mi papá y ahora a otro hijo asesinado por un delincuente reincidente que tiene más derechos que nosotros. Estamos indignados por lo que está sucediendo, por la falta de respuestas de la justicia que aumenta el riesgo de perder a mi mamá que en este momento lo único que desea es que su hijo descanse en paz y su crimen no quede impune, que haya justicia para él”. Las palabras de Noemí Branchi resumen la angustia de su familia, que a una semana del asesinato de su hermano, Ángel Darío González (37), aún espera el cuerpo del hombre para sepultarlo y certezas relacionadas a la causa.

Es que como publicó en exclusiva El Territorio, todos los especialistas que se desempeñan en el Cuerpo Médico Forense de Misiones se inhibieron para realizar la autopsia al cadáver del joven tarefero, cuya muerte se produjo el último domingo luego de ser apuñalado por Braian Sebastián W. (20), que estuvo varias horas prófugo hasta que se entregó el pasado lunes y permanece detenido desde entonces.

Fuentes del caso informaron que los peritos se habrían excusado porque un médico obereño que integra el mismo cuerpo estuvo a cargo de la intervención quirúrgica de González en el Samic de Oberá, inmediatamente después de haber sido apuñalado. En ese punto trascendió que la historia clínica tendría discordancias.

En consecuencia, las autoridades judiciales solicitarían la intervención de peritos externos, posiblemente de alguna fuerza federal y es por eso que el cuerpo permanece en la morgue de Posadas sin que las pericias avancen para determinar la causa del deceso, ya que si bien desde un primer momento se informó que la víctima recibió dos puñaladas, todavía no está claro en qué zona. 

En esa línea, desde el entorno familiar aseguran que fueron dos puntazos en la espalda, y para darle sustento aportaron fotos de la campera del fallecido donde se pueden observar dos tajos que habrían sido ocasionados en el ataque, pero contrario a ello, desde el Hospital Samic informaron a este matutino que la causa del deceso obedeció a una “herida de arma blanca en el abdomen” que afectó los riñones.

“Desde la justicia dicen que no le pueden imputar el homicidio al asesino hasta no tener certezas si las puñaladas le causaron la muerte o si fue producto de una mala praxis en el hospital, pero sea lo que sea tienen que avanzar, seguir investigando y que podamos darle el último adiós a mi hermano”, reclamó Noemí.

La joven también apuntó contra el detenido haciendo referencia a sus antecedentes criminales y recordó que “ya le había robado a punta de cuchillo a mi hermano, plata y hasta la campera, es decir, tiene antecedentes y no debería estar libre. Fue el que apuñaló a Darío, es el asesino, hay testigos de todo, cómo van a dudar en imputarle el crimen”.

“No tenemos miedo, tenemos mucha indignación por la falta de respeto de la justicia para con nosotros porque hace una semana no tenemos respuestas de ningún tipo, tampoco nos explican qué está pasando. De esta forma demuestran que no les importa (a las autoridades) pero no vamos a dejar de insistir y pedir que simplemente hagan su trabajo como corresponde”, añadió.

Finalmente Noemí dejó abierta la posibilidad de hacen una manifestación frente al juzgado o cortando calles, hasta tanto se realice el examen forense y puedan recibir el cuerpo de su hermano. “Era tarefero, sí, pero buen tipo, se ganaba el pan de manera honesta hasta que se cruzó con un asesino que le quitó la vida. Con esa angustia estamos lidiando y se duplica al observar el poco interés que tiene la justicia”.

El Territorio.