Imputaron al joven detenido por el crimen de un menor en Villa Bonita

El joven de 19 años acusado de matar de un puntazo en el pecho a un menor de 17 fue indagado ayer en el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá, a cargo de Horacio Alarcón, quien lo imputó por “homicidio simple”, señalaron las fuentes.

El sospechoso, quien seguirá tras las rejas hasta que se resuelva su situación procesal, se abstuvo de declarar por recomendación de su defensor.

Si bien estaba prevista otra indagatoria, a un familiar del adolescente fallecido, éste habría solicitado posponer 24 horas su declaración, ya que antes quería entrevistarse con su defensora, confiaron los voceros. Este otro detenido en la causa, de 20 años, por el momento está sindicado de causarle lesiones graves al presunto asesino.

El pasado sábado a las 3 se produjo una gresca entre varias personas en el barrio Evita de la localidad de Villa Bonita, donde la peor parte se la llevó Héctor Gonzalo Rodríguez, de 17 años, quien murió a raíz de una lesión punzo cortante a la altura del corazón.

En base a las primeras averiguaciones de los efectivos de la comisaría local (dependientes de la Unidad Regional II, con asiento en Oberá), el hecho se desencadenó tras la pelea entre un grupo de jóvenes. Los protagonistas de la contienda tenían en su poder armas blancas, como ser cuchillos y machetes, según pudo averiguar la policía. En medio de la trifulca el presunto victimario, de 19 años, se habría defendido con un cuchillo tipo puñal y en medio de los machetazos que recibía, logró herir a la víctima fatal y a un familiar de ésta.

De acuerdo al informe médico, el menor murió a raíz de un shock hipovolémico provocado por una herida en la región torácica anterior izquierda de aproximadamente tres centímetros de profundidad. Por su parte, el supuesto autor del homicidio sufrió heridas que motivaron su internación. En el hospital le suturaron al menos tres dedos de la mano izquierda.

Tras ser dado de alta fue alojado en una comisaría en calidad de detenido y finalmente indagado ayer. Por su parte, el familiar de la víctima fatal también fue internado en el SAMIC Oberá, pero ya fue dado de alta. Se aguarda que hoy pueda declarar ante el juez Alarcón.

La policía secuestró en el lugar del hecho dos machetes, uno mango de madera tipo casero y el otro de color negro. También un cuchillo con una hoja de metal y mango color marrón de aproximadamente 15 centímetros que serán peritados para establecer si fueron los utilizados durante el enfrentamiento.

Primera Edición.