Intenso éxodo por las fiestas, la fila de autos para cruzar a Encarnación llega hasta la avenida Maipú

Desde tempranas horas en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz se repiten escenas de prepandemia, con kilométricas filas de automóviles cuyos ocupantes esperan para pasar de Posadas a Encarnación. El avance es lento y a las 10 la extensa cola llegaba hasta la avenida Maipú.

En las jornadas anteriores, con similar movimiento, varios viajeros debieron esperar hasta seis horas para llegar a la cabecera del viaducto y poder hacer los trámites migratorios obligatorios, por lo que se presume que durante esta jornada no será distinto.

Los conductores y pasajeros deberán soportar la espera en medio de un viernes  muy caluroso en la capital provincial, con una sensación térmica que para las 14 se estima superior a los 40º.

Según pudo relevar El Territorio en el área, buena parte de los viajeros emprendieron viaje desde Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y otras provincias para cruzar la frontera y reencontrarse con familiares en Paraguay, después de casi dos años sin verse como consecuencia del cierre de las fronteras para evitar el avance del coronavirus. Muchos se mostraron sorprendidos ante la extensa fila en razón de que varios deben llegar hasta Asunción, por lo que cada minuto cuenta para estar a tiempo en el destino.

También en la fila hay muchos automovilistas encarnacenos que aprovecharon para cargar combustible -dada la diferencia de precios a favor de la Argentina- y comprar en la capital provincial.

Para sobrellevar la espera, en medio del calor agobiante de estas horas, varias familias aguardaban el avance de los vehículos al costado de las vías del tren, tereré en mano en muchos casos.

El Territorio.