Investigan tiroteo en un súper chino de Dos de Mayo

Allanaron un supermercado en la localidad de Dos de Mayo luego de una balacera ocurrida durante la madrugada de ayer en el interior del local, ubicado sobre la calle 25 de Mayo. Por el confuso episodio, por el cual nadie resultó herido, hay tres demorados. 

El hecho fue caratulado inicialmente como “supuesto abuso de arma de fuego” pero a partir del allanamiento realizado bajo la orden del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, fue registrado como “tenencia y portación ilegal de arma de fuego”.

Según se reconstruyó, al tiempo que el personal de la Comisaría Primera de esa localidad oyó las detonaciones cerca de las 1.25 de la madrugada, recibieron llamados de vecinos que también alertaron la balacera en cercanías de la terminal de ómnibus.

Según consignaron fuentes policiales, los uniformados de esa dependencia, de la Comisaría de la Mujer y de la División de Comando Radioeléctrico, que se encontraban realizando recorridos de prevención, se dirigieron a esa zona donde se encuentra un puesto fijo de personal policial.

Una vez en el lugar, sobre la calle 25 de Mayo, escucharon varias detonaciones más, lo cual les permitió identificar que se trataba de disparos provenientes del interior del local comercial conocido como El Chino.

La Policía identificó a tres personas dentro del lugar, uno de ellos con un arma de fuego en la mano. Después de alrededor de diez minutos de conversación con tres hombres – un chino y dos misioneros aparentemente amigos- , procedieron a abrir la puerta del comercio y salieron al exterior.

Según los pesquisas, el ciudadano que portaba el arma de fuego, al momento que llegaron los uniformados, escondió en algún lugar del local. Los implicados en las detonaciones fueron demorados e identificados como Ariel L. (42), Rogelio G. (52) y Xu G. (25).

Rogelio G. manifestó a los uniformados que Ariel y Xu se encontraban realizando los disparos pero el personal de la Policía Científica realizó la prueba de guanteletes a los tres hombres. Los investigadores cercaron el lugar y esperaron la orden del juez para ingresar al local con la autorización pertinente.

Finalmente, la orden para el allanamiento fue entregada por las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres y a las 10 de la mañana se procedió a realizar el operativo que culminó cerca de las 13.

Según lo registrado en actas, en el procedimiento se secuestró un arma de fuego marca Bersa 380, 12 cartuchos CBC 380 auto, 30 vainas servidas CBC 380 auto, 10 plomos deformados, 3 cargadores para la pistola 380 y se detectaron 30 orificios en el techo del local, producidos por los disparos de arma de fuego.

Los uniformados consignaron que secuestraron, además, el registro de las cámaras de seguridad del local para pericias de rigor y por el hallazgo la carátula del caso pasó a registrarse como “tenencia y portación ilegal de arma de fuego”. Asimismo, el juez interviniente ordenó que los ciudadanos Ariel L. y Xu G. sean notificados de la instrucción de la causa judicial, aunque siguen en libertad. 

El Territorio.