John Wells, el hombre del agua plasmática obereña

John Wells (72) reconocido empresario radial de esta ciudad, hace varios años forma parte de la corriente que desarrolla el agua plasmática, promovida con alcance científico por la Fundación Keshe, con adherentes en todo el mundo.

La organización afirma que el producto es útil como fuente de energía o se puede aplicar en áreas de la salud y la agricultura. Centenares de obereños desfilan diariamente al domicilio de Wells, en busca del agua “milagrosa” y gratuita.

Testimonios dan muestra de la superación de graves enfermedades al ingerir periódicamente el líquido particular.

“El agua es el inicio de esta tecnología, es la nueva forma de ver cómo funciona todo el universo. Al tomar esta agua te estás energizando de una forma tremenda”, expresó Wells.

“Los componentes, además, estabilizan la parte emocional de la persona. Están todos los avales científicos, cualquier interesado puede ingresar a la página de la Fundación y obtener toda la información”, dijo.

Wells confesó que está dedicado al tema, con conferencias permanentes con integrantes del grupo de todo el mundo. “Hace cinco años que estoy en el desarrollo y promoción del agua plasmática o Gans. Se empezó hace 11 años con siete personas, en la actualidad somos más de trescientos millones en el mundo. La idea es promover, compartir el conocimiento”, señaló.

El ingreso de personas a su domicilio es permanente. Algunos con sus bidones, envases, otros toman simplemente la botellas que aguardan en el lugar.

“Vienen más de doscientas personas. Hay que tomar un mínimo de un vaso por día, hay quienes toman litros por día. La enseñanza es que esto es similar a lo que te da la naturaleza, todo gratis y con amor, es eso, dar”, indicó.

Actualmente prepara 500 litros por día, además cuenta con otras veinte personas en Oberá que están realizando el proceso.

“Me ayudan. La idea es revertir todo el desastre hecho por el hombre. Claro que hay intereses económicos, políticos a los que no conviene, esta agua es gratis”, enfatizó.

“No tiene nada que ver con la fe, es conocimiento, relación directa con los saberes. Cualquiera lo puede hacer, estudiar, aprender y aplicarlo”, dijo.

Energética

“El agua es el inicio de esta tecnología, es la nueva forma de ver cómo funciona todo el universo. Al tomar esta agua te estás energizando de una forma tremenda” expresó Wells. “Los componentes además estabilizan la parte emocional de la persona. Están todos los avales científicos”.

Primera Edición.