La Cámara Empresaria Fúnebre de Misiones determinó que desde ahora todos lo velatorios se harán con horario y grupo de personas reducidos

Ante el aumento de casos y de muertes por coronavirus, más los decesos por otras causas, las funerarias implementaron medidas para evitar los contagios durante las ceremonias de despedidas y sepelio. Al respecto, el encargado de una funeraria de San Vicente, Roberto Nolasco, detalló de qué se trata la reducción del horario del velatorio y el límite de personas que podrán asistir al cortejo.

Nolasco reveló que tras una reunión virtual de la Cámara Empresaria Fúnebre de Misiones se determinó que se reducirán los horarios de velatorios también en el caso de las personas que fallecieron por causas ajenas al coronavirus en toda la provincia.

“Nosotros, para prevenir el contagio de personas por el Covid-19, vamos a reducir el horario del velatorio y la cantidad de personas en la sala velatoria”, argumentó el encargado. Esto significa, que desde ahora en toda la provincia la cantidad de personas que podrán asistir a un velatorio depende de la cantidad de metros cuadrados con los que cuenten las salas velatorias.

Además, Nolasco mencionó que para cumplir este nuevo protocolo dispondrán de un personal específico que controlará que se respete la medida implementada.

Incremento del servicio con protocolo Covid-19

Respecto de los trascendidos de los vecinos de San Vicente, que aseguran que hay un colapso en los cementerios debido a los muertos por Covid-19, Nolasco señaló que si bien se realizan muchos servicios con protocolo por coronavirus, esto se debe a que hay pacientes que fallecen luego de haber tenido la enfermedad, sin embargo, en las funerarias se aplican estos protocolos en todos los casos, con la misma rigurosidad.

En el último mes hubo un aumento de fallecidos por coronavirus. Pero no solo nosotros hacemos servicio de Covid-19, también hay una cooperativa de agua que también realiza ese tipo de servicios”, comentó. En esa misma línea confirmó que los sepultureros de San Vicente están trabajando mucho más.

Por otro lado, Nolasco comentó que hay lugares que no autorizan la inhumación de los cuerpos de personas que fallecieron por Covid-19. Según precisó es el caso de Puerto Iguazú, donde los cuerpos que murieron bajo estas condiciones solamente se puede cremar. Además, sostuvo que los protocolos son los mismos desde el comienzo de la pandemia.

Sobre los contagios dentro del personal funerario contó que hubo algunos casos, aunque aclaró que el contagio no fue dentro de su empresa.

El primer servicio por Covid-19 de Misiones

Fue una prueba de fuego para la empresa”, dice desde San Vicente Roberto Nolasco, el propietario de la empresa funeraria que se encargó de atender el primer servicio fúnebre originado por la enfermedad en esa localidad.

Como secretario de la Cámara de Empresarios Fúnebres de la Provincia de Misiones, Nolasco explica que el procedimiento establecido es el mismo para todas las empresas que componen la asociación y que no difiere del que se usa para otros casos de fallecimientos por enfermedades contagiosas.

Sin embargo, de los empleados que tiene, por distintos motivos, nadie podía ocuparse ese jueves 23 de abril de 2020 del “camionero, el primer caso de muerte por Covid-19 en Misiones”. Junto a su hijo, a cargo hoy de la administración de la empresa, se dirigieron a Oberá a retirar el cadáver, con una mezcla de miedo y preocupación, pero más fuerte fue la responsabilidad que tenían a cargo.

Desde los primeros días de conocidos los casos en el país, en el mes de marzo, Nolasco ya tenía los elementos necesarios para reforzar la prevención de sus funcionarios ante casos delicados. “Esos trajes que parecen de películas de ficción son descartables, se usa una vez y se tira; se usan guantes dobles, botas especiales y en materia de cajones se diferencia porque normalmente usamos uno común de madera, que puede tener más o menos detalles”, precisa.

En este sentido, para estos casos especiales invierte alrededor de $2.500 pesos por cada traje que se usa por única vez. Los ataúdes son diferentes según vayan a tierra o a nicho. En el primero de los casos, adentro del atáud de madera, va otro de herméticamente sellado y dentro del mismo, el cuerpo que ya tiene la bolsa mortuoria, más la bolsa roja especial; pero si van a nicho, deben llevar una especie de válvulas que drenan formol y contribuyen a mantener el cuerpo.

Misiones Online.