La Nación autorizó el reinicio del cruce en otros cinco puntos de Misiones

Después de 23 meses cerrados, a partir de la inhabilitación de las fronteras con la llegada de la pandemia de COVID-19, el Gobierno nacional autorizó el reinicio de operaciones para los cruces en balsa ubicados en El Soberbio, Alba Posse y San Javier. En estos casos serán cruzando el río Uruguay hacia Brasil, a las ciudades de Porto Soberbo, Porto Mauá y Porto Xavier respectivamente.

A su vez, se incorporaron las autorizaciones para poder rehabilitar el tráfico fronterizo entre San Antonio con Santo Antonio; y el paso de Pepirí Guazú (San Pedro) con Sao Miguel do Oeste.

Así lo confirmó ayer el gobernador Oscar Herrera Ahuad a través de su cuenta de Twitter, al publicar la Decisión Administrativa 107 del jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur, que el lunes pasado estuvo en Posadas y escuchó el pedido para incorporar más corredores con los países limítrofes.

La normativa lleva también las firmas del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación. En todos los casos, se indicó que quedarán habilitados desde el próximo sábado 5 de febrero.

“Con gestión, esfuerzo con entendimiento del sentido común y el trabajo logramos la apertura de los pasos internacionales de San Pedro, El Soberbio, San Javier y Alba Posse. Gracias ministro Juan Manzur por la respuesta”, escribió en la mencionada red social el mandatario misionero.

Cabe recordar que hacia Brasil, ya funcionan los pasos terrestres entre Puerto Iguazú y Foz de Iguazú y Bernardo de Irigoyen con Dionísio Cerqueira.

Tanto el presidente Alberto Fernández como el jefe de Gabinete Manzur tienen la facultad de autorizar los pasos de ingreso y egreso tanto de argentinos como de extranjeros, a partir de las normas que rigen la gestión de la pandemia de coronavirus.

Las fronteras argentinas se cerraron a fines de marzo de 2020 y se reabrieron de manera progresiva. Herrera Ahuad había pedido retomar los cruces en una decena de pasos tanto hacia el Brasil como a Paraguay, una vez que se concretaron los corredores de Iguazú, Irigoyen y posteriormente Posadas con Encarnación (el único hacia Paraguay que se autorizó desde la Casa Rosada por el momento.

Primera Edición.