La seguridad y el aumento de los delitos preocupan a los obereños

El tema seguridad y la multiplicación de hechos delictivos en Oberá preocupan y movilizan a diferentes sectores de la ciudad. A la reciente marcha, promovida por comerciantes autoconvocados, se sumaron las reuniones organizadas por la Cámara Regional de Industria Producción y Comercio, por un lado y el Ejecutivo municipal por el otro, con las autoridades policiales. El avance de las adicciones, coinciden, es parte indiscutible de la problemática que exige acciones conjuntas.

El pasado miércoles por la noche, la Comisión Directiva de la Cripco y asociados recibieron en la sede de la Cámara a los comisarios inspectores Rubén Darío Duarte y Hugo Omar Giménez, Jefe y 2° Jefe respectivamente, de la Unidad Regional II de Policía.

“Todos los socios fueron invitados a participar en esta reunión abierta, a fin de brindarles la posibilidad de formular sus planteos o consultas e interactuar con los funcionarios policiales, quienes asistieron respondiendo a una invitación formulada luego de un escrito remitido a la Unidad Regional, donde la Cripco manifestó su preocupación, ante los diversos hechos de inseguridad que afectan de manera creciente a los ciudadanos obereños. La nota fue respondida brindando detalles sobre las actividades de prevención que realizan y acciones concretas desarrolladas, tal como lo fue el esclarecimiento y detención de los responsables del lamentable deceso de una comerciante en ocasión de robo. No obstante, se consideró relevante contar con la presencia de los funcionarios para profundizar el tema en cuestión”, comunicó la Cámara.

En la oportunidad los socios asistentes tuvieron la oportunidad de manifestar su preocupación y varias inquietudes vinculadas a la problemática y el accionar policial. “Se trataron temas como tareas de prevención, diversas modalidades delictivas, aspectos legales y jurídicos relacionados con la aprehensión de delincuentes, su procesamiento y cumplimiento efectivo de las penas, esquemas de patrullaje en el centro y los barrios, problemática del consumo de sustancias, actividad de delincuentes foráneos, cibercrimen, funcionamiento de cámaras de seguridad, delitos contra la propiedad, actividades de prevención y comunicación implementadas por los vecinos (foros de seguridad, grupos de contacto). Los comisarios aclararon diversos puntos de los expresados, brindando información general sobre el esquema preventivo que implementan, mediante un mapa local sectorizado del delito y sugirieron diversas acciones preventivas que se pueden organizar de manera mancomunada entre vecinos y Policía”, comentaron.

La Cripco también solicitó información precisa respecto de los recursos con que cuenta la Unidad Regional II, sus comisarías, dependencias y medios tecnológicos, solicitando a los funcionarios policiales se redoblen los esfuerzos en cuanto a la utilización más efectiva posible del recurso humano, que según se indicó, suele resultar insuficiente para cubrir de manera efectiva a toda la ciudad y la localidad.

Por su parte, el intendente Pablo Hassan, convocó al Jefe de la UR II y a los Concejales por el mismo tema. Las autoridades decidieron aunar esfuerzos para afrontar el tema. Luego de la misma el jefe de la UR II, comisario Rubén Duarte, anticipó que está prevista la compra de 20 cámaras de seguridad que se sumarán a las 23 existentes del sistema de videovigilancia de la Unidad.

Primera Edición.