La sequía golpeó fuerte al sector de la yerba mate, pero aseguran que no habrá faltante del producto

La sequía continúa causando estragos en las plantaciones y la yerba mate no quedó fuera de estos. Desde el sector dieron a conocer que hubo mucha mortandad de plantas, asimismo indicaron que no habrá faltante este año porque los secaderos tienen un buen stock, debido a la producción record en el 2020.

En diálogo con Acá te lo Contamos por Radioactiva, Raúl Karaben dirigente de la Cooperativa Piporé, manifestó que la situación por la sequía es complicada señalando que las plantas relativamente nuevas son las que más están sufriendo la falta de lluvias

“En los 30 y largos años que tengo en la parte de yerba mate jamás hemos visto las plantas en la situación con la que está. Hay yerbas que han sufrido más y otras que menos, por ejemplo lo que se ha plantado el año pasado o la que tiene uno o dos y hasta tres años, hay un 80% de estas que han sufrido mortandad y la caída de las hojas. Las plantas que mejor soportó la seca son las más grandes”, manifestó Karaben.

A pesar de esta situación desde el sector tienen la esperanza que para la próxima brotación que se da entre febrero y mayo, lleguen las lluvias y las plantas puedan desarrollarse correctamente.

“No podemos hablar de porcentajes de perdidas, sería un poco aventurarse en números. Hay que esperar a ver qué sucede con esta última brotación, nos quedan dos meses y largo para ver cómo se desarrolla la planta en ese lapso. Sí podemos decir que la producción no será la misma que en cosechas anteriores”, señaló el productor y añadió “por el momento esto no afectar en la falta de yerba porque el año pasado hubo un récord histórico de producción y eso hizo que los galpones tenga mucho stock, lo que garantiza que para este año no habrá faltante del producto”.

En cuanto al impacto al consumidor Karaben, resaltó que no debería haber un aumento violento justamente porque los secaderos poseen la materia prima, de todas formas advirtió que el sector no registra un aumento desde septiembre pasado, por lo que seguramente algún incremento en el precio del producto terminado habrá.

“Por ahora la perdida no es tan gran que digamos como para afectar dramáticamente el aumento, no se va a duplicar el precio, o sea, va a aumentarse porque todas las cosas aumentan, pero no va a ser una cosa traumática. Los consumidores de tendrán que salir a comprar paquetes de yerba de forma dramática porque hay stock suficiente en los secadores para todo el año”, cerró.

El Territorio.