“Le tiraron el machete a él, le pusieron al lado para decir que él quiso entrar a la casa a robar”

Gonzalo Fermín Silveira (22) constituye la séptima víctima de homicidio registrado en la ciudad de Oberá en los últimos ocho meses, una cifra record en el ámbito local. La víctima fue ultimada esta madrugada, alrededor de las 5.30, sobre calle Serrano casi San Juan, en Villa Vick.

Por el momento las circunstancias del caso no están claras, como tampoco la causa de muerte, aunque se presume que sufrió una herida de arma de fuego. Este mediodía el cadáver fue remitido a la morgue judicial de Posadas para la correspondiente autopsia.

Al momento del hecho, Silveira estaba acompañado por su novia Araceli Figueroa (20), quien señaló que el joven se detuvo a orinar frente a una casa, ocasión en la que haría recibido un disparo en la cabeza. Figueroa declaró que escuchó tres estruendos de arma de fuego.

En tanto, en el parte oficial difundido por la Unidad Regional II, se cita que en sede policial la chica declaró que al transitar por calle Serrano ella se adelantó unos metros porque Silveira tenía intenciones de entrar a robar en una casa ubicada frente al lugar donde lo mataron.

El mismo informe cita que al lado del cadáver del muchacho había un machete y se encontraron dos carteras que habría robado.

Por su parte, en diálogo con El Territorio, este mediodía Figueroa desmintió la información oficial y aseguró que en ningún momento manifestó ante la Policía que su novio quiso robar en el lugar.

“Es mentira, porque nosotros veníamos entrando por la Serrano y él me dice adelantate amor porque voy a hacer pis. Entonces me adelanto un poco y cuando llego hasta la iglesia escucho tres tiros de golpe. Me desesperé, fui a mirar y le encontré a Gonzalo tendido boca abajo, al otro lado de la calle y con un machete al lado, y él no tenía machete”, mencionó.

Bañado en sangre

Y continúo su relato: “Le agarré la mano, le llamé Gonzalo, Gonzalo, pero no me habló. Le di medio vuelta y vi que tenía toda la cara bañada de sangre, la cabeza bañada de sangre. No me respondía. Le toqué el pulso y no sentía. Hay empecé a gritar y les pedí a unos muchachos que se iban a trabajar para que lo cuiden mientras que vine a mi casa a pedir auxilio. La vecina de al lado llamó a la ambulancia”.

La chica reconoció que su novio tenía antecedentes por delitos contra la propiedad y consumo problemático de drogas, pero insistió con que al momento de su deceso no llevaba machete.

“Le tiraron el machete a él, le pusieron al lado para decir que él quiso entrar a la casa a robar y tenía le intensión de tirar un machetazo, lo que es mentira”, opinó.

Reiteró que en sede policial no mencionó que Silveira pretendía delinquir, como publicó la Policía.

“Yo no dije. Que no inventen porque yo fui la única que estaba con él”, remarcó, al tiempo que agregó: “Quiero que se haga justicia por Gonzalo y que el culpable pague”.

Parte oficial

En el parte oficial de la Policía se cita que fueron requeridos al lugar por la Red Emergencias 107. Ya la escena, junto al cuerpo se hallaba un machete y dos carteras de damas, precisaron.

La médico Policial Cintia Herrera diagnóstico “óbito sexo masculino de 22 años que a simple vista presenta abundante pérdida hemática que impresiona sobre cuero cabelludo, sin poder determinar lesión cortante, excoriaciones en nudillos de ambas manos, excoriaciones con costra en ambas rodillas, lesión cortante en labio inferior. No pudiendo determinar la causa deceso”.

El juez Pedro Piris, subrogante del Juzgado de Instrucción Uno, dispuso el traslado del cuerpo a la morgue judicial de Posadas para la correspondiente autopsia.

Respecto a la declaración de Araceli Figueroa, se cita que “manifestó que siendo aproximadamente las 5.30 venían por calle Serrano, que ella se adelantó unos metros porque Gonzalo Silvera tenía intenciones entrar a robar en una casa ubicada por calle Serrano, frente donde estaba el cuerpo tendido. Luego ella escucha tres disparos arma de fuego, vuelve hacia atrás y ve tendido sobre la calle el cuerpo de su novio, fue ahí donde pidió auxilio de la ambulancia”.

En tanto, se indica que las dos carteras encontradas junto al cuerpo son producto de un robo en un domicilio ocurrido horas antes, en calle Lavalle 1588, en perjuicio de Mariela Rivero.

Por el momento no se informó la detención de ninguna persona por el homicidio de Silveira.

El Territorio.