Los múltiples daños que dejó la tormenta entre el domingo y este lunes

Mucha agua en poco tiempo. El mayor registro de precipitaciones se dio en Posadas, donde entre domingo y lunes cayeron casi 172 milímetros. Esa inestabilidad e intensidad de las lluvias afectaron a más de 10 barrios de la capital misionera.

Ante este panorama, durante la tarde noche del domingo y la jornada del lunes desde Protección Civil de Misiones prestaron asistencia a las familias damnificadas. En Posadas fueron varias las zonas afectadas: El Piedral, San Jorge, Sol de Misiones, Nemesio Parma, Cruz del Sur, Campo Bahuer, barrio Belén, Prosol 1, El Porvenir I y II, San Onofre, Las Tacuaritas, Los Paraísos, San Juan Evangelista.

Asimismo, la responsable de la Unidad de Coordinación y Control de Gestión de la Municipalidad de Posadas, María Yolanda Asunción, expuso que en cada barrio se asistieron entre 15 y 20 familias, con colchones, mercaderías y chapas. Además, agregó, que como “el tiempo no da tregua” conformaron un equipo de trabajo con Vicegobernación, Desarrollo Social, Municipalidad de Posadas y Protección Civil. “De esta manera logramos llegar más rápido y distribuir los recursos llegando a todos los que necesitan”, remarcó la funcionaria.

Asunción expuso que el barrio El Piedral fue uno de los más afectados, donde tuvieron que contener a unas 20 familias, perjudicadas por el temporal. En algunos casos, los afectados fueron alcanzados por desbordes de arroyo y el anegamiento de calles por la cantidad de agua caída.

En el barrio El Porvenir 1, vecinos debieron resguardar su integridad física subiendo al techo de la vivienda, ya que su casa se inundó por la creciente del arroyo Estepa. De acuerdo a las versiones de los vecinos, el agua superaba los dos metros de altura.

Otras zonas afectadas

Si bien el temporal del domingo trajo alivio para las plantaciones, también significó un importante golpe para muchas familias. En distintos puntos de la provincia hubo inundaciones, desborde de arroyos y casas dañadas.

Otras de las localidades afectadas por las intensas lluvias en Misiones fue Jardín América, que sufrió un desborde de arroyo. “Allí está trabajando el municipio con sus recursos y nosotros trabajamos en la asistencia a los municipios”, remarcó Atilio De León de Protección Civil a la FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Asimismo, contó que asistieron a otras localidades como Candelaria, Itacaruaré y Aristóbulo del Valle. Son eventos que “se vienen registrando en las últimas semanas, donde hay personas que fueron afectadas por las lluvias y el viento”.

Los vecinos del barrio Paso Viejo de Candelaria fueron perjudicados por el avance del agua, las calles anegadas y en muy mal estado.

En Pozo Azul, se registraron caídas de postes del tendido eléctrico debido a las fuertes ráfagas de viento. Fueron 7 postes de baja tensión y 5 de media tensión a la vera de la ruta provincial 17, según el relevamiento de la policía. Debido a esto, gran parte del municipio no contó con energía eléctrica por varias horas.

Otra localidad golpeada fue San Pedro, donde un par de locales fueron afectados por el temporal con voladuras de techos. El primero es un boliche bailable ubicado sobre avenida 25 de Mayo y Brown. El segundo caso se registró en un autoservicio localizado sobre avenida Araucarias entre calle 53 y Guaraní. Además, viviendas particulares también sufrieron roturas y hubo numerosos árboles dañados.

En ambos lugares personal policial y de la Municipalidad local brindaron asistencia a los afectados.

En tanto, en Oberá, por las inclemencias del tiempo, tres familias debieron ser asistidas. “Uno porque la casa se encuentra bajo el nivel del cordón, por lo que ingresó agua a la vivienda y los otros dos casos por filtros en los techos. Son del barrio Sapucay, Aeroclub y barrio Norte. Personal del Departamento de Defensa Civil, asistió a esas familias”, detalló Javier Velázquez, titular del área municipal.

Según el reporte de la estación meteorológico local, dependiente del Servicio Nacional de Meteorología, se registraron más de cien milímetros de agua caída, en 24 horas, a partir del domingo al mediodía en la Capital del Monte.

En Apóstoles, debido a las abundantes lluvias, el balneario local se vio afectado por el desborde del arroyo Persiguero.

También en la localidad de Garuhapé, por la creciente del arroyo Blanco, una familia tuvo que ser socorrida, ya que el agua alcanzó a invadir parte de la vivienda y en San Ignacio se derrumbó el puente del arroyo Mártires, donde el personal del destacamento del barrio Santo Domingo Savio valló la zona por seguridad.

Eldorado no estuvo ajena a las inclemencias del tiempo. Las zonas bajas se vieron perjudicadas, con la correntada de los barrios más altos. Un detalle que dieron desde Protección Civil de la Municipalidad que en las alcantarillas se estancaban cosas viejas como silletas, sillones, entre otros desechos.

Además, nuevamente se restringió el tránsito vehicular sobre el paso provisorio del Pindaytí, en la ruta Costera 2, por cuestiones de seguridad debido a crecida del arroyo. Para evitar el viaducto, en los controles se informaba el camino alternativo, desviando por ruta provincial 219 (terrada), Paraje Libertad y Paraje Torta Quemada, 25 de Mayo.

Primera Edición.